UNA TETA SE CUELA EN UNA GALA DE 20 MINUTOS

¿Cómo se explica que una sea finalista?

 

Primero fue el “Jefe Infiltrado” y ahora…

Una teta infiltrada en la Gala de Premios más importantes de la Blogosfera

 

Se están dando todo tipo de titulares locos, pero sólo aquí hablamos con la teta.

Durísimas palabras las de un "no finalista" al que le puede el resquemor, por no estar en el lugar de la teta. "¿Pero habéis visto el Blog? Por favor, si no hay por dónde cogerlo." Mientras tanto, la teta dicharrachera, ajena a las acusaciones, continúa con su vida de teta despreocupada de la vida.

Tras cuatro años compaginando su trabajo como proveedora de leche infantil (para su vástago, entiéndase, no en general) con su ansia de independencia, una teta dicharrachera salta a la palestra tras resultar finalista en los Premios 20 Blogs, que organiza el diario 20 Minutos.

 

Entrevistamos a la teta, ahora que es finalista

Porque tras la gala estará muy solicitada*

 

PD: Hablo en plural, porque soy gilipollas.

*No por ganar, evidentemente, sino porque retomará su trabajo como madre amamantísima de Tiranito.

Buenos días, Tetarroba y bienvenida a la redacción.

Buenos días, Reportera con gafas. Gracias por la invitación y puedes llamarme teta.

Así empezaba una entrevista que parecía normal, pero terminó…

No se habla de otra cosa, al menos este blog, porque para eso es mío y hablo de lo que me da la gana. Tras las acusaciones de enchufismo, por parte de la organización en favor de la teta. Ésta ha decidido pronunciarse. "Infamias, no me gustan los enchufes, al principio hacen cosquillitas, que está bien y da gustico, pero después te quedas reguleras, no hay más que verme. Una y no más.”
Premios 20Blogs XIII

Las sinergias entre el mundo del periodismo, la maternidad y el sensacionalismo pseudocientífico, a menudo se complementan. Y para muestra un botón.

Hablo conmigo misma, porque será la única entrevista que haga.

 

Qué alegría, que alborutos*. Una teta en el 20 Minutos

*A ver, que igual estoy diciendo algo en otro idioma y la estoy liando parda. Puse alborutos, porque rima con Minutos.

La entrevista surrealista

Eres finalista en los Premios 20Blogs, ¿cómo te sientes?

Pues estoy muy orgullosa de mí misma, la verdad.

Ya hemos perdido el tiempo, leyendo tu entrada sobre la gala. En ella nos cuentas cómo recibió la noticia tu madre, pero dinos la verdad, ¿cómo se te quedó el cuerpo?

Mi primera reacción fue en plan: “Atempera ese entusiasmo, mamá.”

Porque yo a mi madre, a esa mujer que me ha engendrado. Que me ha dado la vida (y no mostraba emoción alguna ante tamaña noticia)… La llamo mamá.

 

Después miré en el móvil (porque esta teta, cuando quiere documentarse, bebe de las fuentes de Wikipedia).

Y, efectivamente, esa sabia mujer llevaba razón. No son iguales. Ni se entregan el mismo día, ni en la misma gala, ni a las mismas personas.

Por cierto, ¿cuándo es la famosa gala?

El 1 de Octubre a las 20:00

¿Serás puntual o te harás esperar?

Huy, la puntualidad. Terreno yermo para nosotras.

Uso mis anillos lácteos y eso, quieras que no, precisión, precisión… Pues no.

Yo lo sé, porque soy mujer (eso y que somos la misma persona), pero para nuestros lectores… ¿Qué son los anillos lácteos?

Bueno, esto es de primero de madre, ahora, para las no madres (y algún hombre según los datos oficiales*)…

Ahí va una explicación, fácil, sencilla y para toda la familia.

 

Son las ronchas blancas que quedan en la ropa cuando no usas discos de lactancia.

Si te fijas, es como el tronco de un árbol. Solo que, en lugar de indicar los años, te da las horas. Como un reloj.

*A ver, tan oficiales no son. Como bien sabrás (y si no ya te lo digo yo), los datos demográficos son los que rellenan los usuarios.

Y, atención importante:

Hacen clic en aceptar, contratando, de esa manera, con el Gigante buscador, el uso de sus servicios (a cambio de los datos “supersinceros” que proporcionan).

Y esa guarrada… ¿Es fiable?

No, mujer.

Ya me conoces (más que nada, porque somos la misma).

Nosotras vamos corriendo a todos lados y si no, mira por las mañanas.

 

Así lleva una marujer a su vástago al cole:

 

Después de unas durísimas negociaciones con Tiranito:

  1. Para levantarse
  2. Para desayunar
  3. Para ir al baño…

(Algunos días le regaño ya por la noche y eso que adelanto).

Logramos salir de casa mediovisibles.

No como esas madres que (portando dos, tres y hasta cuatro churumbeles) llegan a tiempo. Maquilladas, peinas y con los niños empaquetados).

 

Nota mental: Desarrollar la puntualidad como propósito para el 2.020

Todo esto en una gala en la que, en según palabras de la teta…

“Habrá más empujones que en la boda de Lolita”

¿Qué significa para ti, siendo la única teta de la gala, ser finalista?

  1. Pues como teta de ciencias que soy, significa que, entre chorrocientos blogs, alguien se ha fijado en el mío.
  2. Que si la estadística no falla, tengo:
    • 1:3 probabilidades de ganar en mi categoría
    • 1:57 probabilidades de ganar “al Menor Blog de la Gala”

¿Qué te vas poner?

Debería haber un código de marujas para ir vestida a una gala. Porque yo, antes de ser madre… Pues me podía tirar una hora en chapa y pintura para adecentarme.

Ahora no.

Ahora si no llevo un pegote de plastilina en el pelo, me doy por peinada.

Pero adelántanos algo

No sé, quizá me decante por una pezonera sencillita, pero elegantosa. Que se note que ésta teta va de Gala.

Miraré (en alguna paleta de colores) qué combina mejor con el amarillo apio de mi piel bloguera.

(Por si me lee algún estilista y me quiere aconsejar GRATIS, mi tez corresponde al tono #fef7c0 de la extensión ColorZilla).

¿Cuentas con algún patrocinador?

La verdad es que se puso en contacto conmigo una conocidísma marca de joyas, que no voy a mencionar, porque es mentira.

Para lucir un piercing con diamantes de los caros.

¿Y lo llevarás?

No. Ya empieza a refrescar y no quiero que me usen los de la gala para grabar los nombres en las estatuillas.

O, peor aún, de perchero los asistentes.

 

Que esa es otra, el auditorio (CaixaForum Madrid) estará repleto de blogueros.

Y como bien sabrás (porque somos la misma), los blogueros somos los nuevos artistas.

 

Artistas en el sentido de crear cosas sin valor económico, pasar sueño y calamidades con tal de formar un portal interdimensional que arrastre al absurdo colectivo como válvula de escape para sí mismo (y si, de paso, hace pasar un buen rato al que tenga a bien conocer su obra, mejor que mejor).

Bien visto.

Queda feo alardear de diamantes… O, como se suele decir “comer pan delante de un hambriento”.

A ver, que yo a la gala voy a presumir, que para eso soy una teta estupendorra y finalista, no lo olvides.

Lo que me preocupa es que algún otro bloguero me lo quite al descuido.

Qué desconfiada

Bueno, sí, un poco. Lo reconozco. Pero en mi defensa diré que el piercing sería un préstamo. Es decir, me lo dejan, lo planto en el pezón, paso por el photocall con él, me hago un par de selfies…

Pero lo tengo que devolver a su legítimo dueño, finalizado el evento.

Y, mientras no tenga que subir al escenario, no lo luzco, así que no compensa el riesgo.

Bueno, corramos un tupido velo sobre el tema moda, que ya trataremos después de la entrega de premios. Porque, ante todo, somos un medio femenino, así que toca analizar en profundidad todo lo que acontezca durante la gala.

Eso, y que esto se está poniendo medioraro.

Pues eso ha sido todo, gracias por responder y mucha suerte.

Gracias, reportera con gafas. Lo tendré en cuenta si gano.

¿Si ganamos?

Tú y yo sabemos que llevo un excel para registrar y organizar favores, halagos…

Estás hablando demasiado, teta imprudente.

 

Como te decía… tú ve a la Gala, que el no ya lo tienes.

Ya, pero yo quiero un premio.

 

¡¡Seguridad!!

 

Me voy yo sola, pero volveré.

Y así termina esta esta tontería, porque si no me promociono yo…

¿Quién lo hará?

  Más noticias

12 comentarios en “UNA TETA SE CUELA EN UNA GALA DE 20 MINUTOS”

    • Tú siempre me has mirado con buenos ojos, pero imagina (por un segundo) que gano, jajajaja.
      ¿Qué diría eso del momento que estamos viviendo?
      Ya mandamos una vez al Chiquilicuatre a Eurovisión, mejor no lo repitamos.

      Pero una cosa te digo, ahora que no nos lee nadie, estoy entusiasmada y encantadísima de la vida con mi finalismo.

      Abrazos, achuchones, reverencias…
      Tú estuviste ahí desde el principio (no te estoy llamando vieja) apoyando, comentando…
      Cuando yo era una recién llegada.
      =^.^=

  1. Te mereces ganar. Te lo has currado a tope. Además deberían recetar Marujer en la Seguridad social por sus propiedades anti depresivas.
    Yo lo recomiendo leer para días de nostalgia.
    ¡Mujer Ganadora!
    ¡Marujer ganadora!
    😘😘😘😘😘

Deja un comentario