TRUCOS PARA DESCUBRIR SI UN HOMBRE ES INFIEL

21 días de celos infundados mientras gorroneo en casa ajena

21 días, para descubrir si un hombre es infiel.

 

Como habrás notado (y si no, ya te lo digo yo) he estado un poco ausente en verano.

 

Y te preguntarás, ¿por qué?

Pues podría decir que porque era agosto y estaba de vacaciones, que sí. 

Podría decir que el niño estaba de vacaciones y eso me quita tiempo de desfogue lúdico-alarmista, que también…

 

Pero…

 

¿En qué sorprendente estudio he estado entretenida?

 

He dedicado estas últimas semanas a la investigación, porque las noticias no se inventan solas.

 

21 días con celos infundados

 

Para este experimento sociológico usaré a una amiga y a su marido, el ilustre Dr. Legendario 

Al que a partir de ahora por motivos de privacidad (eso y que me han puesto una orden de alejamiento), me referiré como “presunto infiel“.

 

Trataré temas tan ridículos  importantes como:

 

Desde hace unos días notas que el infiel tiene una necesidad obsesiva de “privacidad”.

Y lo que es más sospechoso:

No te da explicaciones de qué está haciendo.

Hablaré de obviedades, pero lo pondré en grande y/o con negrita, para que parezca más serio:

Todo eso crea un abismo entre vosotros difícilmente superable, y puede ser un signo irrefutable de infidelidad.

trucos para descubrir si un hombre es infiel

Después de una ardua documentación en revistas femeninas y foros (que son fuente inagotable de estupidez humana).

He recabado suficiente material, como para darte consejos que no necesitas, o sí. 

 

Porque el simple hecho de haber llegado hasta aquí, me hace presuponer que estoy hablando a una neurótica melodramática gran investigadora que se cree todo lo que lee sigue los consejos de los especialistas.

 

¿Hay una tercera persona en la pareja?

 

Señales que “podrían” indicar que “algo” ocurre (o no) fuera (o dentro) del sagrado vínculo de la pareja.

Con esto quiero decir, que lo que aquí vas a leer y las conclusiones que puedes (o no) sacar, serán prueba irrefutable y te servirán ante un juez.

Qué más da, si es tu marido o el de tu amiga

 

1ª. Prueba: El infiel tiene un hijo (o varios) con otra mujer

 

Si has asistido al nacimiento de algún niño dentro del vínculo del hogar (y no los has tenido tú). 

Es muy probable que, efectivamente, haya algo entre el presunto infiel y la madre de los niños, en este caso puede que la madre sea ¡¡tu amiga!!

Pero deberías asegurarte, porque igual son de otra.

 

  • Prueba incriminatoria. Pero no tanto

 

Resulta que estás haciendo la colada y del pantalón del presunto infiel caen unos preservativos, pero tú tomas la píldora

  1. Ahora notas unas extrañas marcas de pintalabios alrededor de la bragueta y sobre todo el calzoncillo.
  2. Cuando el infiel regresa a casa, viene despeinado, oliendo a perfume y con otra mujer del brazo (que no eres tú, pero puede ser tu amiga).

Éstas pueden ser pistas indicativas de que “algo” pudiera tener (o no) el “presunto infiel” con esa mujer que puede ser tu amiga, otra amiga, una desconocida… Incluso tú*.

Ahora bien, una sola ocasión no es suficiente como para dudar de él, de tus amigas, de desconocidas o de ti misma.

 

*Más tarde te enseñaré cómo descubrir si la tercera persona en la pareja eres tú.

 

2ª. Prueba: Cambio de hábitos

 

El presunto infiel ha adoptado costumbres que antes no tenía.

 

Por ejemplo, ahora le ves en pijama, despeinado… Hasta sabes cuándo va al baño.

Pero antes del experimento le veías arreglado.

 

Tú puedes pensar que se siente realmente cómodo con tu presencia, pero la realidad es que está descuidando su imagen en el hogar y ya solo se arregla para salir.

Empieza a preocuparte si cuando sale (ya sea al trabajo, a un recado o una cena de aniversario… No va de andar por casa). Y lo más alarmante, no te lleva.

 

  • Sospechas con fundamento, pero poco

 

Por ejemplo, antes dejaba el bluetooth conectado y hablaba libremente (dando igual si su pareja y/o hijos estaban presentes).

Pero ahora, es como si le molestase que tú respondieras sus llamadas.

  • Le oyes llamar a otra persona, probablemente una mujer, por teléfono y/o decir “te quiero, mi amor”.
  • Un día ves, por casualidad, que le llama una tal “Cariño” y no eres tú

Podría significar que hay otra o no.

Puede que esté hablando con tu amiga (que es su mujer).

Pero también puede que no, que en realidad sea una amante. No bajes la guardia.

 

3ª. Prueba: Se indigna si le preguntas

 

No solamente se muestra tenso, sino que cuando le haces una pregunta, por ejemplo, “¿con quién hablabas?”, te dice que “con su mujer”.

O directamente “a ti que te importa“.

Uummmhh, siento decirte, amiga. Que él ya la considera pareja.

Sea tu amiga (su mujer), otra amiga o una desconocida (para ti, claro, para él no porque es su amante).

Porque tú quedas descartada (por esta vez) si notas que no eres tú la que está llamando al presunto infiel.

 

  • Imputable, pero no del todo

 

En vez de actuar de manera serena (como alguien que no tiene nada que ocultar), el presunto infiel, se enfada y suele terminar las frases con un desagradable:

Estoy hasta las narices de tenerte por aquí, creo que deberías ir buscándote otro sitio“.

Tú y yo sabemos, amiga, que…

No hay motivo para ponerse así, a no ser que esconda algo…

A ver, que también puede ser que ya lleves muchos días dando por culo en su casa, friéndole a preguntas, realmente esté harto de ti y el hombre no esconda nada.

Pero ojo cuidado, que también puede ser que sí, que esté siendo infiel y por eso le molestan tus preguntas. Mantente alerta.

 

4ª. Prueba: No quiere que le acompañes a todos lados

 

Te pone excusas absurdas como “a mí es que me gusta cagar solo”, “por qué vienes a mi trabajo”, “en serio, a ti qué te pasa, por qué no me dejas en paz, cansina”…

Puede que vuestra relación no pase por su mejor momento, pero nunca se había comportado de manera tan hostil (hacia tu aparición sorprendente en todos lados).

Ahora, a pesar de pasar más tiempo juntos, percibes que le incomoda tu presencia.

Evidentemente todo el mundo necesita su espacio, pero no justifica que te eche del dormitorio cuando está con tu amiga (o con su amante, porque no te ha dejado ni encender la luz para ver bien).

Es un hecho lo suficientemente alarmante, como para seguir investigando el motivo de su enfado.

¿Oculta algo? O está realmente cansado de tenerme por ahí.

 

Topicazos discutibles

 

  • Habla poco contigo:

No tiene nada que contar, habla lo justo y actúa como si que no le importase cómo ha pasado la mañana la persona con la que comparte techo (a ti, me refiero, no a tu amiga).

 

  • Habla más con tu amiga:

A ella sí la cuenta cómo le fue el día, también se interesa por el suyo (más que por el tuyo).

 

Los infieles pasan de ser individuos atentos, cercanos y confiables a todo lo contrario.

Si has notado que él, últimamente, está distante contigo. Pero no con tu amiga a la que besa, toca y mira con amor…

 

No tiene por qué significar que es infiel.

Puede que tu amiga sea su legítima pareja y tú la amiga pesada de su mujer, que le acosa.

Pero claro, tampoco significa que no sea un infiel y esté engañando a tu amiga y a ti (que te está mintiendo en la cara el muy infiel).

especial verano 21 días con celos infundados descubriendo infieles

Cómo saber si la otra eres tú

Ay, amiga preocupona que ves fantasmas donde no los hay… Porque te aburres mogollón (y te gustaría vivir en un culebrón).

 

Averigua si el marido de tu mejor amiga te engaña, con tu mejor amiga

 

Todas (a ver, todas no. Yo es que me relaciono con gente guapa) tenemos una amiga buenorra, peligrosamente atractiva, que no queremos muy cerca de nuestras parejas e hijos adolescentes.

 

Bien, pues con estos sencillos trucos marujer, podrás identificar si la maciza sospechosa que se ha colado en casa de tu amiga eres tú.

 

Porque 21 días dan para mucho y te puedes haber hecho un cacao mental con los roles del hogar.

Estas cosas pasan más de lo que parece.

 

1 La maciza es la niñera y/o asistenta

 

En este caso, la han contratado y de ser en régimen interno, tus sospechas se confirman.

  1. Ella ya vive de forma, más o menos permanente (esto ya depende de lo insistente que seas con tus sospechas y el caso que te hagan).
  2. Ella puede (o no) ser la amante del marido de tu amiga, pero no eres tú.
Es la niñera, que puede (o no) ser la amante del presunto infiel.
Pero no es tu amiga (ni eres tú).

 

2 La amiga buenorra tiene su propio cuarto

¡¡Y lo comparte con el presunto infiel!!

 

Respira hondo, puede que la amiga buenorra sea legítimamente la esposa de su marido, con lo que la amante podrías ser tú.

Pero… A veces, se queda viendo una peli con vosotros, se hace tarde y cuando se despide…

En vez de salir a la calle, ¡¡se va con el marido de tu amiga a su dormitorio!!

Ella puede (o no) ser la amante del marido de tu amiga, o puede ser tu amiga (su mujer).

Pero no eres tú.

Es tu amiga, la esposa de su marido…

O puede que la amante. Con lo que pasaría de amiga a enemiga.

 

3 La presunta amante actúa como si estuviera en su casa

 

Si cada vez que sueltas una indirecta a tu amiga (tan buenorra como sospechosa), para que se vaya “porque estás cansada, tienes sueño, mañana hay que madrugar…”

Te abre el sofá cama y da un juego de sábanas, es muy probable que ella ya esté instalada en la vivienda.

Esto puede ser porque ella (tu amiga) piense que vive allí y que la visita seas tú (o no).

Es la que vive ahí y, efectivamente tú eres la visita

No tan rápido, que aún no sabemos si tiene una amante ni si la amante eres tú. Mantén la cautela y sigue investigando.

 

 

4 Ni tu amiga ni el presunto infiel terminan de entender por qué tú vives con ellos

 

  1. Si cada vez que os sentáis a cenar (tu amiga, el presunto infiel, los niños de ambos y tú), notas que falta una silla, un plato…
  2. Si percibes cierta incomodidad o constantes indirectas (por parte de tu amiga y el presunto infiel) sobre “hasta cuándo te vas a quedar con ellos”…

Probablemente es porque tu amiga, el presunto infiel y los niños están viviendo en su casa y la visita buenorra y presunta amante seas tú.

Tu amiga vive en ese piso con su familia
Una pista infalible:

La primera vez que estuviste en esa vivienda, tu amiga y el presunto infiel ya vivían allí.

Este punto es importante

Si recuerdas que, cuando apareciste con una pizza, tus muebles, tu ropa y el resto de tus cosas, tu amiga ya vivía ahí con el presunto infiel.

Seguramente, tu amiga, no sea una visita puntual, ni la amante del presunto infiel.

Sino que, equivocadamente o no, tenga la sensación de que el piso y su marido son tan suyos como sospechabas.

 

Lo más seguro es que su sensación sea por algo. Puede que, efectivamente, esa sea su casa y su familia.

La buena noticia es que, seguramente, tu amiga no esté liada con el presunto infiel.

 

Ella es su pareja

 

Pero y tú, ¿serás la amante del marido de tu amiga?

Descúbrelo la semana que viene, en la próxima entrega.

humor absurdo monetizando a tus amigos y contactos de WhatsApp
Trucos Marujer
La Marujer

MONETIZA A TUS AMIGOS

Si ya monetizas tu blog, Tus redes sociales, Tu podcast Y YouTuber (para monetizar tu imagen)… Ha llegado el momento de monetizar a tus amigos

Seguir leyendo »
  MARUJER

Deja un comentario