TRUCOS PARA HACER BIEN UN TEST DE EMBARAZO

 

Porque lo has estado haciendo, toda tu vida mal

 

PARECE FÁCIL PERO POR SI ACASO…

¿ESTE MES NO TE HA BAJADO LA REGLA?

 

Si has mantenido relaciones sexuales sin protección y llevas unos días sintiéndote rara -estas cosas se intuyen-. No has tenido la menstruación durante un mes o más. Si tienes náuseas, estás cansada y solo quieres dormir. Enhorabuena o lo siento (según el caso), tienes altas probabilidades de estar embarazada

TENGO TODOS LOS SÍNTOMAS ¿QUÉ HAGO?

 

Bueno, pues lo primero respira hondo y cuenta hasta 193 (que es primo y mola). Después ponte algo de ropa, aquí te recomiendo algo cómodo y discreto. Un chándal gris con capucha, es perfecto (si no “tienes el chichi pa farolillos”). O un vestido corte imperio (si lo que deseas es ir marcando la incipiente barriguita).

YA ESTOY VESTIDA ¿AHORA QUÉ?

 

Pues según la urgencia -y el tipo de noticia que esperes-, puedes dirigirte a tu farmacia de confianza (o dejarte de rollos y  encargarlo cómodamente en Cazatest). Pides un test de embarazo (ojo aquí, porque si no especificas te puedes llevar uno de drogas, de acetona o cualquier mierda). Pagas y te vas. No está de más recordar esto último, porque con los nervios te puedes olvidar o peor aún, esperar que sea tu primer regalo “baby shower” y quedar como una completa retrasada.

YA TENGO EL TEST ¿Y AHORA?

 

Pues ahora, amiga mía, viene lo complicado. Elegir un momento tranquilo (se recomienda a primera hora de la mañana por aquello de la meadilla concentrada). O si tienes prisa y ganas de orinar, hazlo entre dos coches a la puerta de la farmacia. Esto ya va según gustos particulares. Otra opción es grabarlo y subirlo a tus RRSS, puedes emitir en directo, que tiene su punto y te sentirás arropada con comentarios, consejos (muchos consejos), porras, votaciones… Todo ventajas, vamos.

YA HE DECIDIDO CÓMO Y CUÁNDO HACER EL TEST

 

Pues venga, vamos al lío. Abre el envase, saca el artilugio con cuidado, vendrá acompañado de un panfleto instructivo. Si sigues mis consejos, no lo necesitarás. Aunque si has optado por uno de esos test de ahora tan sofisticados, que para ofrecerte un resultado constatado siguen una serie de ‘algoritmos megacomplicadísimos’ (ya sabes el Internet de las cosas). Te recomiendo que lo leas de cabo a rabo, para evitar sustos, invasiones alienígenas y esas cosas que dan ‘miedez’. Yo, personalmente, prefiero pedirlos por Internet.

ME HE DECANTADO POR UNO NORMALUCHO

 

Bueno, pues esto tiene sus pros y sus contras. Por un lado no obtendrás la precisión atómica del tecnológico. No te dirá de cuántas semanas estás, de cuántos embriones, su sexo, aptitudes, gustos musicales, tendencia política, color de ojos, pelo o piel, si se hará un tatuaje, será gilipollas o le olerán los pies. Pero te sacará de dudas sobre lo importante (si estás o no embarazada). Mediante unas rayas de confirmación normalmente dos (una que indica que la muestra se recogió correctamente y la segunda que confirma o no el embarazo).

PERO ¿CÓMO FUNCIONA?

 

No tiene mucho misterio, sin importar el formato de artefacto que hayas elegido. Todos se rigen por el mismo sistema de obtención de muestra, vamos, lo que viene siendo hacer pis sobre él. Pero… ¿Por todo el chisme? ¿Lo sumerjo en un orinal? ¿Lo introduzco en un vaso de pis y remuevo pero no agito? Definitivamente NO. Solo se ha de dejar caer unas gotas en la parte indicada (la que se desenfunda). Una vez recogida la muestra -insisto de orina- se deja reposar sobre una superficie llana y se espera el tiempo recomendado por el fabricante.

TENGO UNO DE ESOS TEST 2.0

 

En este caso te recomiendo que te arregles un poco ‘el perejilón’ y te emperifolles en general. Tampoco estaría de más dar un repasito al retrete y las juntas de los azulejos. No se vaya a llevar una mala impresión el dispositivo, que al llevar incorporado una web cam, bluetooth, wireless, infrarrojos, WiFi, cookies y un walkie talkie. Ay, amiga, nunca se sabe quién puede estar al otro lado -y con quién- haciendo el diferencial para diagnosticar una gestación, unos gases o un embarazo psicológico. De nuevo te recomiendo la precisión de las tiras.

RESULTADO NEGATIVO

 

Esto tiene diferentes interpretaciones, por una lado te lo puedes tomar como un “sigue buscando”. O por otro ponerte unos tacones e ir de cañas con tus amigas a celebrarlo (y comprar condones).

RESULTADO POSITIVO

 

Pues según la urgencia, te vas a pedir cita a tu ambulatorio. Probablemente la necesitarás después para que te activen como gestante y programen las diferentes –y divertidas– actividades de embarazada.

ÚLTIMOS CONSEJOS:

Si durante la recogida de muestra, notas que es algo más denso que la orina. Te has equivocado de orificio, de esfínter y de orden a ejecutar (Igual, deberías consultarlo con un especialista).

Si tras la recogida de muestra, ves una tonalidad rojiza sobre el aplicador absorbente. Probablemente no estés embarazada y te acabe de bajar la regla.

Si durante la recogida de muestra notas que el líquido sale en cantidad abundante, no tiene olor ni color… Siento comunicarte que ya no estás embarazada sino de parto. Has roto aguas, amiga.

Artículo patrocinado

Pero si lo que buscas es precisión, los encuentras aquí:

Déjate de probar test futuristas, utiliza los mismos que usaría tu médico, los de tira reactiva, y como fruto de esa necesidad nace una solución, test a domicilio, presisos, económicos…

Visita Cazatest y descubre (de verdad) todos los entresijos, trucos y soluciones para planear (o no) un embarazo. Desde la ovulación a la gestación.

10 comentarios en “TRUCOS PARA HACER BIEN UN TEST DE EMBARAZO”

  1. jajajajaja lo que me he reido!!! me ha encantado la del test normalucho. Yo también usé los de tiras reactivas, pero confieso que después de terminar con todos los que me quedaban el la bolsa (incluidos los de ovulación), es que era una semana antes de la supuesta regla y me parecía pronto para el positivo, pues también piqué con el 2.0 de clearblue.
    Muy bueno!!

    • Donde estén los de toda la vida… Aún no he visto a un médico sacar el test futurista, y ahorrarse la ecografía.
      Nunca he tenido una bolsa de test, jajajaja, me parece sublime la idea: Ir coleccionando tiras, en plan cromos. De todo, test de acetona, de embarazo…
      Un abrazote y gracias por pasar!!

    • Los hay, los hay. Te lo aseguro. Jajajajajaja
      Se nos va de las manos esto de los tutoriales, también te lo digo.
      Te podías apuntar y empezar a redactar las recetas tipo tutorial. Creéme a estas alturas, el formato admite cualquier temática.
      El truco está en poner una tabla de contenidos, jajajajaja
      Ay, un besote, Rocío. Tú sí que eres para enmarcar!!

  2. Hola!!
    Este artículo me ha hecho menos gracia que el de la lavadora, supongo que porque nunca he hecho un test de embarazo y sí que he puesto una lavadora xD
    De todos modos me he reído con la parte de orinar entre dos coches en la farmacia y con lo del aparato que tiene WiFi y tantas cosas que cuando aprendes a usarlo ya tienes el niño escolarizado jajajaja
    Es todo por ahora pero.. Volveré 😉

    • Cuando son ‘flojillos’, meto el texto en cajas animadas, para disimular.
      Queda más profesional y dejo al lector con la duda:
      “Si se lo ha currado tanto, será bueno… ¡oh, cielos, es que no lo estoy pillando!”
      Eso, o pongo muchos gif, jajajaja.
      Gracias por pasar, leer la tontuna entera y hasta comentar.
      Un besote!!!
      =^.^=

  3. Nunca pensé que hacerse un test de embarazo diera para tanto jajajaja. Te has olvidado de dar tips sobre cómo atinar con el chorrito en el lugar indicado del aparatico en cuestión…ya sabes, entre los nervios y la inestabilidad del cuerpo en esas circunstancias…😂😂😂

    • Jajajajaja Cierto, el público necesita una continuación (ya las veo ahí con el test en la mano, esperando instrucciones, con el niño ya escolarizado). Voy a recuperar la sección de tonterías, que me lo pasaba bomba. Jo, a ver si empiezo a organizarme para subir al menos una entrada al blog y otra de alguna sección. No sé, me da pereza de pensarlo. Esto de la maternidad no da para mucho, una vez tratados los temas, embarazo, parto y postparto (sota caballo y rey) ya está todo dicho y es difícil no repetirse sin caer en el baboseo de “mi niño es el mejor”, “mi niño hace esto”… Narrando semanalmente par andanzas del enano. LLevo días empezando entradas al blog y descartándolas. Qué vida esta.

      Un besazo, mi niña!!

Deja un comentario