MOTIVOS PARA DEPILARTE (O NO)

Te voy a dar varios motivos para depilarte, pero más razones para no hacerlo

Hola, corazones. Hoy os traigo una interesante* reflexión sobre los principales motivos que tiene la sociedad para penalizar a las mujeres (y a cada vez más hombres).  Dicho esto, que me ha quedado fantástico como entradilla. De lo que vengo a hablar hoy, es de un tema que crea controversia en nuestras propias mentes, y no es otro que.. Atención redoble… 

*Tampoco tan interesante, también te lo digo

.

La depilación, ¿una necesidad o una moda?

Por una noche he sido libre, he soñado que…

 

Tú decides

¿O deciden por ti?

 

LA DEPILACIÓN

 

CUANDO LA IMAGEN ESTÉTICA SE IMPONE A LA NATURALEZA

 

Partamos de la base de que todas las mujeres tenemos -en mayor o menor medida- vello (vello es una forma finolis de referirnos a los ‘pelánganos’).  La naturaleza es así de caprichosa, unas tendremos verdaderas matas, mientras que las más afortunadas (o no, porque todas somos Diosas) tendrán un fino aura a contraluz.

Y es que, salvo en contadísimas ocasiones, en las que ser humano puede nacer sin un solo pelo (hasta Caillou tiene cejas). Tanto hombres como mujeres nacemos con una ‘cobertura de melocotón’, técnicamente conocida como lanugo. Este lanugo, que tiende a desaparecer con el paso de los días, ya te va dando una idea de cuán velludo, que no bello (o sí, y además jovial, porque según el refranero “donde hay pelo hay alegría”) será el individuo en cuestión.

Durante la infancia, empiezan a brotar nuevos pelillos y así continuará durante la mayor parte de nuestras vidas. Esto es un hecho contra el cual se intenta luchar en diversas culturas.

 

¿TÚ ELIGES, O ELIGEN POR TI?

 

Sea como fuere, debe permanecer oculto aquel vello que perturbe la vista de… ¿Quién? ¿Nuestra vista? ¿La de los hombres… o quizá la de otras mujeres?. Sí, mujeres. Esas damas elegantosas que te miran con aires de superioridad –pero con gesto asustado- bajo sus cejas pintadas.

(En serio, ¿qué les pasa a esas chicas que se afeitan las cejas para pintarlas -o tatuarlas- posteriormente… Y, más importante aún, por qué eligen la cara de sorpresa?).

Corramos un tupido vello

(¿lo pillas, vello? jajaja, vale, ya me callo).

Como decía, este fervor por el cuerpo de muñeca nos lleva a depilaciones exhaustivas de cejas, labio superior, barbilla, brazos, axilas, vientre, espalda, piernas (medias o enteras)… Y -por supuesto- la entrepierna. Todo pelo que no se considere propio de una Barby, Nancy, Chochona…  Debe ser erradicado.

Es algo frustrant. Porque, por mucho que los rasuramos, arrancamos con máquinas infernales, cera… Y demás instrumentos de tortura. Vuelven a salir.

Hecho lo suficientemente perturbador para que las mujeres (y cada vez más hombres) hagan (o, al menos lo intenten) desaparecer el vello del cuerpo de forma “definitiva” con las nuevas técnicas de fotodepilación.

 

Pero… Qué pasa con los pelos. ¿Son tan terribles?

 

La respuesta es NO

  • Los ‘peletes’ están por algo (¿la madre naturaleza es sabia, o la madre naturaleza es gilipollas?).
  • El vello -que tan bien distribuído tenemos por nuestro cuerpo- sirve para proteger nuestra piel del sol, el viento y demás inclemencias del tiempo. Forma una barrera física entre la temperatura exterior y la de nuestro cuerpo.
  • Por otra parte, el vello púbico, mantiene la temperatura ideal para nuestros genitales. Vamos, que nos sirve como escudo natural ante infecciones.
  •  
Entonces… ¿por qué quitarlo?

 

Porque, aunque ni para ti -ni para mí- suponga un problema…

  • La gente ‘chuchicherá(te señala, te apunta con el dedo y a ti te importa un bledo), e incluso algún descarado intentará hacerte una foto para un meme.
  • Otro motivo -a tener en cuenta- sería, que el exceso de vello pueda crear una barrera psicológica para el ‘folleteo’, y –por consiguiente- podría desembocar en la extinción de la raza humana.

Como veis, trato un tema importantísimo para la continuación de la vida y -por supuesto- de mis tutoriales para sobrellevarla.

 

Pero… ¿Tú quieres ir depilada?

 

Si es tu decisión, adelante. No tienes por qué sentir como una obligación llevar los pelos salvajes. Así que si tu rollo es ir de “suave” por la vida… Es tu elección.

Aún así, te recomiendo que leas esta entrada hasta el final. Y entonces, quizá, acabes planteándote si eres tú la que decide estar “suave”, o es la sociedad la que te quiere “suave”.

 

Entonces… ¿Es realmente una opción?

 

La respuesta es SÍ

No necesitas depilarte, a no ser que te importe ir por la vida dando latigazos. Y no me refiero a sacudir conciencias, NO. Hablo latigazos reales, latigazos físicos de los que pican y escuecen, de los que dejan bien marcada en la piel (de quien tenga a bien acercarse a ti y a tu -ya descontrolada- melena), la silueta de tus largas pelambreras.

 

TÚ DECIDES

 

Si prefieres seguir siendo un Ewok, no te importa que tu novio (sí, sí, el imaginario también) te llame Chewbacca en la intimidad, Espinete en sociedad… Etc, etc, etc.

Sigue así, no pierdas el tiempo depilándote por encajar en una sociedad machista y patriarcal. Luce tus melenas sin pudor.

Ser peluda no es motivo de rechazo (faltaría más), pero sí es algo que extraña a propios y ajenos. Esto lo dejo aquí, que queda muy mono, a modo reivindicativo. O no.

Así que después de todo este discurso de ‘ miss-feminazi’  y, aún estando en contra (y a favor) de la depilación. Procedo con unas de mis listas sobre pros y contras de motivos y/o excusas…

 

7 RAZONES PARA DEPILARTE, QUE NO NECESITAS PORQUE ASÍ ESTÁS ESTUPENDA:

 

  • Te resulta difícil pintarte los labios

Porque los pelillos del bigote se quedan pegados. (No tiene por qué estar reñido lucir mostacho con ir arreglada). 

 

  • Pasas más tiempo quitando migas de la barba que comiendo

Esto puede convertirse en un problema de agenda ¡¡incluso para tu salud!! (Ya que no se recomienda picar entre horas). 

 

  • Te pillas los pelos de los sobacos con el sujetador

Es algo doloroso por lo que no tienes que pasar cada mañana. (Bastante trabajo es ya, tener que esperar a que haga efecto el acondicionador, pasar el secador y/o plancha, aplicar desodorante, laca…).

 

  • Tus vaqueros llevan flequillo 

(Léase cinturilla de pantalón, falda…). Me explico, sobresale un poco de vello púbico sobre el cinturón. (Esto, si bien es una opción que va sobre gustos, te obligará -o no- a llevarlo bien arreglado, nada de trasquilones o puntas abiertas, por favor).

 

  • Necesitas una talla más, porque la ropa se queda acolchada

Esto no necesita mucha explicación, pareces gorda, pero en realidad es tu “mullidito relleno de pelo”. Aunque en invierno ahorras en jerseys, en verano ¡¡también es fantástico!! porque crea una cámara de aire que te aísla. (Te aísla de la temperatura exterior y del contacto humano, pero ¿quién lo necesita?).

 

  • Atascas la bañera, lavabo, filtro de la aspiradora y/o lavadora

Esto sí puede suponer un problema. Que además –si no eres fontanera- te puede resultar complicado y/o costoso de solucionar. (Si me sigues habrás notado que ya sé que -al menos- existen los filtros). 

 

  •  Necesitas llevar un collar antipulgas

Ya está bien de no poder pasear tranquilamente por un parque sin que regreses a casa con “capachos”, pulgas, garrapatas y espigas.

 

 

9 RAZONES PARA NO DEPILARTE, PORQUE TÚ LO VALES:

 

  • Tú estás guapa de cualquier manera

(Además te ves emponderada con tu “bigotazo”). 

 

  • Te sientes achuchable siendo siendo un osito de peluche

(Aunque lejos de abrazarte, la gente te acaricia como a un labrador).

 

  • Rechazas las normas sociales y cualquier estereotipo de nuestra cultura

(Tú siempre has sido el espíritu de la contradicción y te sientes cómoda en ese rol).

 

  • Piensas que por tener entrecejo ya eres Frida Khalo

(Si bien es cierto que profundiza tu mirada, ser ‘uniceja’ desvía la atención -y las miradas- de otras partes de tu velludo rostro).

 

  • Crees firmemente que tus “matojos sobaqueros” son un símbolo de libertad

(Porque la libertad es poder de decisión y tú has decidido ir con esas pintas, ole tus matojos). 

 

  • Te parece una opción aceptable prescindir de protector solar

(Y por eso, dejas crecer libremente el vello sobre hombros y espalda, aunque te sigues quemando).

 

  • Intentas espantar a moscones superficiales que solo valorarán la suavidad de tu piel

(En realidad, en Tinder nunca pones foto de cuerpo entero, para que no se vean tus piernas peludas).

 

  • No te gusta el dolor

(Depilarse duele, esto no hace falta que te lo diga. Borrar un tatuaje duele más que hacerlo. Pero… Y si te digo que puedes cubrir tatuajes que ya no proceden -por modas, cambios de ideología, de pareja, o planeta-. Dejando crecer tu melena salvaje… ¿Eh?).

 

  • Te gusta todo los ‘hispter y retro’

(Entonces no hay duda, necesitas una barba y el potorro a lo vintage).

 

CONCLUSIONES:

 

Hay dos razones más para no depilarte

De hecho, si quitamos las meramente estéticas, no tienes ningún motivo para sufrir por esos peletes, que la naturaleza en si infinita sabiduría ha tenido a bien distribuir por tu maravilloso cuerpo.

Creo que la depilación, es algo autoimpuesto

 

Pero… ¿Y para ti? ¿Crees que irías cómoda sin depilar?

 

Por hoy me cansé de escribir gilipolleces contradictorias, así que me voy despidiendo (o no, porque regresaré).

PD: Dejadme comentarios, leche, que ya funcionan.

tutorial absurdo sobre poner una lavadora
Marujística
La Marujer

TRUCOS PARA HACER BIEN LA COLADA

La lavadora, ese trasto en tu cocina que parece una nevera pequeña, sirve para lavar la ropa. Está ahí desde el inicio de los tiempos, se las has visto poner a tu madre, tu abuela… Pero jamás te interesaste por el funcionamiento.

Seguir leyendo »