MI HIJO SE HA VICIADO A FORTNITE CON 4 AÑOS

Ya te conté que mi vástago juega a Fortnite (un juego para mayores de 12 años, que yo subiría a 18).

 

El juego en sí no tiene nada de malo, bueno, casi nada (porque entrelíneas te premia por matar, robar, saquear… y conseguir cosas inútiles para fardar con los colegas).

Lo peor, digamos, del juego es la toxicidad que se genera ahí dentro.

Lo nerviosos que se ponen los críos y, por qué no decirlo, las burradas que sueltan esas bocas con las que besan a sus madres.

 

Dentro del juego hay Raid (bueno, ahora lo llaman chat voz).

El caso es que de un tiempo a esta parte vengo notando cómo se acentúa su Tiranitis.

Le oigo (asombrada ante semejante repertorio de blasfemias, insultos y cosas en latino) repetir las sandeces que escucha a su hermano, que a su vez habrá escuchado a algún youtuber.

“Bro, no me sea madafaca”

“Guatafac”

“Te deviento, otiaputa”

“Wey”

Etc.

Gif asco

La cosa no se iba de madre, es decir, mientras no jugaba no decía esas bobadas.

Así que aquí metería otro gif de “Relaxing cup of café con leche in the Plaza Mayor”

Pero te quiero y paso de fundirte los megas.

De nada.

 

A lo que iba, el otro día sí se fue de madre y ahora te pongo en situación:

 

Dejo a Tiranito jugando con su padre y su hermano a Creativo (un modo de Fortnite, en el que puedes jugar contra tus compaeros).

Voy al baño, luego a la cocina a tender la lavadora, cuando oigo:

¡¡MAMÁ, MAMÁ, ABUELA, AYUDAAAAA!!

Voy corriendo a ver qué pasa, me sigue la abuela y me encuentro a Pablo, ahora en serio, blanco, temblando, se le había caído el mando al suelo pero mantenía los cascos, que le quité inmediatamente para ver qué pasaba, porque el niño no reaccionaba del ataque de ansiedad que tenía.

Ahí pude oír risas, insultos… Y viendo lo que había en la pantalla:

Se pasaban a mi hijo abatido, como si fuera un porro, mientras se reían de él

Le llamaban manco, llorica, llama a tu mamá… unos niños mayores.

Pregunté a su padre y resulta que se había metido gente que no conocían en su partida, pero su hermano no lo pudo ayudar, porque eran más y jugaban “muy pro”.

 

Se acabaron los cascos

 

A partir de ese momento cuando juegan hablan por video llamada, así no se cuela nadie en el chat.

Y, de paso, todos escuchamos lo que pasa.

No hay malentendidos y, si la cosa se pone fea, podemos cortar de raíz.

 

El siguiente paso lógico, sería eliminar el juego

 

Pero es la única manera de que quiera hablar con su padre, jugando al dichoso Fortnite.

¿Tú has pasado por algo parecido?

¿Tienes algún truco para evitar estas cosas?

O para gestionarlas, claro.

mi hijo juega con 3 años a Fortnite
Crónicas Maternas
La Marujer

MI HIJO JUEGA AL FORTNITE CON 3 AÑOS

Para los que no lo conozcáis, es una especie de Los juegos del hambre, caen 100 jugadores en una Isla y sólo puede quedar uno. Le he pedido que me enseñara a jugar, temiéndome para mis adentros que ardiera Troya, ante semejante desafío.

Leer Más >>
guest
Para Gravatar (imagen de perfil)
Pon tu enlace GRATIS
4 Comentarios
Comentarios en línea
ver todos los comentarios