MI HIJO QUIERE SER YOUTUBER

[toc]
Qué me voy a encontrar:

Tiranito ya tiene 5 años

Su regalo favorito fue que mamá le abriró su propio canal de YouTube, para subir sus partidas y verlas cuando sea mayor (o reaccionar en stream, que ahora se lleva mucho).

Hasta aquí todo normal, ¿o no?

Quiere salir conmigo en plan Dani y Evan, jugando a algo.

 

Y ahí es donde no me cuadra, porque:

  • Una cosa es dejarle jugar bajo supervisión (juega conmigo, con su padre o su hermano) a juegos no aptos para su edad.
  • Otra ya abrirle un canal para subir sus partidas.

Pero exponerle a él de esa manera NO.

Además cumple 5 años, estamos locos ¿o qué?

No por nada, yo respeto cómo se lo ha montado la familia Tube (Mikel, Leo, la madre, el padre, los primos…), pero no comparto la idea.

 

¿Y si mi hijo hoy quiere ser youtuber, pero mañana no?

 

Puedes borrar el canal, hacerlo privado…

No, amiga.

En el momento que has subido una imagen, un vídeo…

El rastro no lo eliminas.

Es, simplemente, imposible.

  1. No sabes a cuánta gente ha llegado,
  2. Los que lo han descargado,
  3. Si se ha viralizado desde otro lado…

Y lo más importante, con qué intención.

También se puede dar el caso de que suene la flauta, se haga popular y entonces…

 

Cómo gestionar la fama, cuando ya no se quiere

 

Amiga, esto iba a ser una entrada cortita, pero si entramos en ese berengenal…

Se acaba el coronavirus y seguimos hablando de los niños que se hacen famosos en redes sociales.

Porque no es la misma exposición trabajar con una agencia, una productora de televisión…

Que ir a lo loco, desde tu casa.

¿Y tú, qué harías?

¿Te ha pasado?

¿Tienes un hijo youtuber?

Cuéntame en comentarios (lo puedes hacer de forma anónima, no quiero tu correo para nada)

El canal de Pablo Matamiento en YouTube, Tiranito es youtuber
Crónicas Maternas
La Marujer

AHORA TIRANITO SE LLAMA PABLO MATAMIENTO

Pues sí, amiga, como lo oyes, ahora Tiranito se llama Pablo Matamiento, no me digas de dónde se lo ha sacado.
Pero está entusiasmado con su nuevo Alias.
Tiene alma de delincuente, de ahí su gusto por las armas, la jerga castrense y los cambios de alias.
Cuando te pregunten, lo podrás contar “Yo fui testigo del declive”.

Leer Más >>

Deja un comentario