Las imágenes no salen de Internet, alguien las ha subido

Cuando usar una imagen, puede ser DELITO

Si no salen de Google… Alguien las habrá subido

 

Dicho esto, que parece obvio, pero visto lo visto… No lo debe ser. Intentaré aclarar algunos puntos clave sobre las licencias, derechos y leyes que se aplican al uso indiscriminado de imágenes en la red.

La popularización masiva de Internet, ha traído aparejada a la diversión, una pérdida de valores en detrimento de la educación y el respeto. Que tengo a bien compartir contigo:

  1. Un enriquecimiento progresivo de la cultura del cachondeo y del todo vale para hacer un meme.
  2. Un empobrecimiento progresivo de la cultura de la propiedad intelectual. Del pedir permiso y agradecer.

 

Las imágenes no están alojadas en Google

 

Pongamos que has visto una imagen chulísima “por ahí”, y la necesitas (pero dramáticamente, una cosa: sin esa foto, mi entrada, mi blog, mi vida entera dejará de tener sentido) para un post de tu blog, hacer un meme pal feisbuk…

 

Qué deberías hacer

 

Si le das clic derecho a la imagen, te saldrá la opción buscar imagen en Google.

Ahora, tu fuente es la búsqueda de Imágenes en Google, y tienes que indagar un poco.

Al hacer clic en ella, la propia imagen te llevará a la web donde está publicada (el sitio que está indexando esa foto en el buscador).

  • Repetir la operación cuantas veces sean necesarias, hasta llegar al origen principal. La fuente de la imagen, el autor.

Y, como mínimo, buscar cualquier aviso de tipo legal o enlace que nos lleve a las condiciones de uso de esa web.

Pero…

Cómo explicas -por ejemplo- a tu madre, que no puede coger una imagen “de Google” sin más.

  • Que tiene que buscar su procedencia y autoría, comprobar si tiene derechos… (una buena forma es, desde AQUÍ).
  • Que tiene que pagar por utilizar una foto (aunque sea en Facebook). Porque eso implica su publicación y difusión.
  • Y que, aún pagando, sólo tiene derechos de uso y no de propiedad (por lo que no puede pegar sobre la imagen una frase. Que, con toda probabilidad, también tiene derechos de autor).

 

Cómo se protege una imagen

 

A través de su política de uso y derechos, que puede ser:

  1. Licencia de uso libre / bancos de imágenes Free (con mención de fuente y autor)
  2. Algunos derechos reservados / Creative Commons (parecida a de uso libre, es la que se utiliza generalmente en blogs)
  3. Licencia explícita de uso y propiedad (expedida por el autor, un correo electrónico vale)
  4. Todos los derechos reservados / Copyright

Como ves, en la lista no pone Google, ni Facebook

Y hablando de Facebook.

Corre la leyenda urbana, de que al subir una imagen a Internet, pierdes automáticamente los derechos sobre la misma, y pasa a ser de dominio público.

Esto es así y no. Porque tú estás cediendo los derechos de esa imagen, como de todo lo que subes a dicha plataforma (tus datos también) a, en este caso, Facebook.

Nunca a sus usuarios.

Es una de las condiciones que aceptas, cuando utilizas un servicio gratuito.

 

Hablemos de las licencias:

tipos de licencias que protegen tu obra

 

 

Muchos artistas hacen uso del Copyright

Esto significa que el material que publican, en este caso fotografías, dibujos, vídeos, gif… Tiene derechos de autor.

Es decir, el autor ha ido a la oficina del Registro de la Propiedad Intelectual.

Tiene todos los derechos reservados y lo advierte, mediante el circulito © y en la sección términos legales del sitio web.

Cuando ves el símbolo de Copyright, el propietario te avisa de que es contenido protegido, para que respetes la titularidad de esa imagen y no las uses.

¿Crees que si ve en tu blog publicada una imagen suya, no te va a denunciar? Y créeme cuando te digo que relativamente sencillo (clic derecho, buscar imagen en Google).

Estamos hablando de un profesional que, se ha tomado la molestia de registrar debidamente su obra. No de un usuario, que se topa con tu blog, la ve, la reconoce y avisa a su legítimo dueño.

Es totalmente respetable, es su trabajo, vive de ello.

O, simplemente, no quiere que se relacione su obra con cierto tipo de contenidos.

Y para ello ejerce su derecho de autor, pudiendo aprobar su uso (o no) mediante autorización por escrito. Como también denunciar. No lo olvides, no hablo de una penalización de Google, hablo de ir al juzgado (y según qué uso se le haya dado, puede acarrear desde una cuantiosa compensación económica, a una pena de prisión).

 

Otros artistas hacen uso de licencias Creative Commons

La mayoría de usuarios de Internet, utilizan este tipo de licencias mucho menos restrictivas. Publican sus imágenes, vídeos… En, por ejemplo, su blog.

Y si alguien está interesado en utilizarla, lo puede hacer mediante una mención a la fuente y un enlace a su origen.

 

Ésto se puede hacer:
  • Desde la propia imagen, como leyenda. Es lo más común, rápido y aceptado por los usuarios.
  • A pie de imagen, con un texto. Es parecido a lo anterior, pero estaría enlazado desde el texto, no desde la imagen.
  • A pie de página, con la autoría de todas y cada una de las imágenes que has utilizado. Particularmente, me parece un engorro, a no se que las utilices siempre de un mismo banco, y lo pongas como pie de página (o en avisos legales).
  • Aprovechando el atributo Alt, que al pasar el puntero por encima, saliera la fuente. Personalmente, no le veo utilidad, ya que es una función específica. “Texto alternativo a la imagen” para facilitar la lectura a personas con alguna discapacidad visual (o que, simplemente, tienen activado el ahorro de datos). Y por ello debería ir la descripción de la imagen.

 

Publicidad gratis

Personalmente (como bloguera), me parece la opción más viable. Ya que, además de ejercer tus derechos sobre la imagen, ganas un enlace (que no siempre viene, ni te lleva, a buen puerto). Y ese enlace puede que te genere algo de reconocimiento. Y, por qué no decirlo, de tráfico.

Sobra decir, que si eres un artista (que vive de su obra), esto te puede reportar visibilidad y clientes.

Conclusiones:

 

La Ley es clara al respecto

Si en una web (plataforma, blog, o servicio púbico de imágenes) no existe (o está a la vista) la política de utilización (o licencia) de uso de sus imágenes. No significa, necesariamente, que se puedan descargar (los pantallazos también cuentan) y utilizar libremente.

Si no pone nada, ¿por qué no usarlas?

Pues porque aunque tú no veas mención alguna sobre la política de privacidad que tenga dicha imagen, vídeo, álbum… Se trata de una licencia entre partes, y en dicho acuerdo, la ley es soberana.

Según la vigente legislación:

La obra fotográfica, no está estipulada (tipificada) como “dominio público”. Y el carecer de aviso, no implica, necesariamente, que el autor no la pueda reclamar como propia.

Régimen jurídico en licencias Creative Commons

 

La normativa vigente en cuanto a licencias del tipo Creative Commons (por la que se rigen la gran mayoría de sitios), suele ser bastante permisiva. Aunque habría que examinar cada caso concreto…

Te va a permitir utilizar la imagen, fotografía, vídeo…

Con unas condiciones expuestas en la propia licencia:

  1. Citar al autor
  2. Mencionar la procedencia
  3. Enlazar la fuente

Y tú, ¿qué imágenes utilizas en tu blog?

¿Sabías que la mayoría de memes son, en teoría, ilegales?

guest
15 Comentarios
Comentarios en línea
ver todos los comentarios