LAS ETIQUETAS DE LA ROPA

Ya te he explicado el funcionamiento de la lavadora, te he dado consejos sobre cuándo ponerla y también he desvariado con los principios de la termodinámica.

Ha llegado el momento de hablar de…

Las instrucciones de lavado

A estas alturas de la vida, me supongo yo que ya te has dado cuenta de que la ropa tiene etiquetas.

Y no me refiero a las del precio, o la bolsita con botones de repuesto.

No.

Hablo de las etiquetas, cada vez más grandes, que nos explican (o lo intentan) mediante unos símbolos, cómo lavar la prenda a la que está cosida.

Hay etiquetas con más tela que la prenda a la que va unida.

Sí, hablo de la ropa de bebés y de los tangas.

Que está muy bien y puede servir como sustituto de la etiqueta del champú, en tus momentos retretiles.

A ver, como lectura deja bastante que desear, pero si te has olvidado el móvil… Mejor que contar azulejos ya es.

gif ni idea

 

Por qué no usan emoticonos

 

Es la primera duda que se plantea esta marujer, venida a menos.

Son bonitos, coloridos y todos los entendemos.

Pero, la industria textil, envidiosa ella de la ‘señalística’ usada por tráfico…

Ha tenido a bien, usar símbolos universales, que la gran mayoría* no comprendemos.

*A ver, pongo la mayoría, para no sentirme excluida, pero en realidad soy consciente de que el mundo entero las comprende, menos yo.

 

Cosas que pueden pasar en la lavadora

 

Si no los conoces y pones la lavadora a ojímetro, cuando ésta termine, te puedes encontrar (al terminar el procedimiento) con:

 

  • Ropa como una pasa

Arrugas que no sale ni con la plancha.

Lo que te hará subir la temperatura de la plancha, para eliminarlas.

Cargándote la estructura de las fibras y obligándote a usar la plancha con cada lavado.

 

  • Ropa 10 tallas menos

Efectivamente, las prendas de tejidos naturales tienen a encoger si se lava a cierta temperatura (todo lo que no sea agua fría, vamos).

Ese jersey tan bonito (al entrar en el aparato), puede salir apelmazado (apelmazado quiere decir compacto, duro, que cruje al estirarlo. Lo sé, loquísimo, yo también pesaba que venía de pelmazo).

En este punto, es aconsejable que antes de echar la culpa a la lavadora, te cerciores de que:

    1. La prenda es tuya y no de uno de tus hijos
    2. La prenda es tuya, pero de cuando eras joven
    3. La prenda es tuya, es reciente, pero tú te has entregado al engorde

 

  • Ropa de diferente color

Un clásico, quién no ha metido unas bragas de nochevieja (del chino), en una colada blanca y se ha encontrado (al acabar el proceso lavadoril) con una colada rosita.

No siempre es tan evidente, hay que ser precavidos a la hora de responsabilizar a una prenda (en concreto) de la masacre.

Muchas veces, en una colada de color (la que lleva prendas de varios colorines), resulta que la ropa sale de diferente color al que entró.

En estos casos lo recomendable es el descarte:

    1. Si la ropa sale en tono verdoso grisáceo, probablemente la culpa la tenga una prenda oscura, con lo que podrás descartar todas las claras (blanco, amarillo, naranja, rojo, tonos pastel…)
    2. Si el tono final es un azulado (también tirando a gris), además de descartar las anteriores, puedes eliminar como sospechosas a todas las prendas con tonalidades basadas en amarillo (verde, por ejemplo).
    3.  Si el tono final es rosado, puedes responsabilizar de la catástrofe, sin temor a equivocarte, a una prenda roja. Con tintes naturales, de los que se disuelven en agua.

 

  • Etiquetas con indicaciones de lavado descoloridas

Te habrás dado cuenta de que, a menudo, las instrucciones de lavado se maltratan (por deconocimiento) y se dañan. Éstas, con cada lavado, van perdiendo definición.

Sí.

La industria textil se encarga de darnos unas pautas para mantener la prenda, estas indicaciones (tan importantes) van impresas en una etiqueta, que también está confeccionada (normalmente. Porque ahora he visto unas etiquetas, de una especie de papel que no se desintegra en el lavado, pero se retuerce y borra) en un tejido textil y, por lo tanto, necesita unos cuidados específicos, que no se explican detalladamente.

Como resultado, tenemos prendas en perfecto estado, pero con las etiquetas hechas polvo.

Tras varios lavados, estas indicaciones se deterioran, sus pictogramas se funden con el fondo.

La etiqueta, que ya era jodidamente complicada de interpretar, se retuerce y vuelve del todo ilegible.

 

Entonces, ¿qué hacer?

¿Las descosemos, lavamos a parte y volvemos a coser?

Y lo más peliagudo, ¿cómo las lavamos, toleran lavadora, secadora, radiación solar (si la tendemos), se puede planchar…?

¿Tendremos que lavar la etiqueta en seco?

 

Pero…

Qué es un lavado en seco

 

Pues, básicamente, el método de limpieza que no utiliza agua.

Brujería

No, mujer.

Se utilizan distintos tipos de disolventes.

Pero, por norma general, si ves un círculo, mejor lleva a la tintorería la prenda.

Que ellos sabrán que hacer.

 

Los símbolos

 

Después de toda esta explicación, fruto del aburrimiento y mi intrusismo marujil (para una servidora todo esto es nuevo).

Voy a proceder con una explicación fácil sencilla y para toda la familia, más que nada, para que Google piense que soy educativa.

Y qué mejor manera, que desgranar los entresijos de la simbología etiquetística.

Los clasificaré por formas geométicas, porque es más fácil.

PERO QUÉ DICES, FLIPADA

 

Los círculos

Lavado en seco y otras pijoterías que merece nuestra ropa de bonito

 

¿Qué pasa cuando dudas sobre la capacidad de tu lavadora para gestionar una colada?

Sí, culpamos a la lavadora de que no sepamos lo que significan los círculos.

Pues que debemos llevarla al tinte o lavandería especializada.

instrucciones de lavado, qué significan los círculos

 

  • Un círculo blanco

La prenda necesita cuidados especiales. Vamos, que la lleves al Spa de ropa, a que le den un buen masaje.

 

  • Un círculo con una letra

La letra (dentro del círculo) sirve como indicación al profesional sobre el tipo de disolvente que la prenda tolera. Como cuando rellenas las posibles alergias alimentarias de tu vástago al matricularle en cualquier cosa.

 

  • Un círculo con rayas en los laterales

Las líneas diagonales que aparecen fuera de los círculos, hacen referencia al tipo de secado.

 

  • Un círculo tachado

Viene a ser otra soplagaitéz.

No se puede lavar en seco, porque no tolera los disolventes.

 

¡¡Se lava con agua!!

A mano o máquina, eso ya depende de la combinación de símbolos que hallemos en la etiqueta.

los cubos llenos de agua indican la temperatura y si la prenda necesita un cuidado especial, como lavado a mano

 

Los cubos

(presuponemos de de algún líquido, por la ondas de su superficie)

 

  • Cubo lleno

Lo interpreto como que la prenda (y la etiqueta) se pueden mojar.

 

  • Cubo con dos líneas diagonales cruzadas.

Por la navaja de Ockham, esto parece una X, un tachado. Así que yo entiendo que no se puede mojar.

¿Pero qué pasa si llueve o se derrama la cervecita por la pechera en pleno ataque de risa, cuando la puñetera cerveza sale de forma descontrolada hasta por la nariz (en el caso de cerrar la boca)?

Mejor no lo pruebes, recuerda lo que pasaba en los Gremlins.

 

  • Cubo con 1 punto

Esto varía según el fabricante. Unos ponen puntos otros grados centígrados…

Pero, por norma general, un punto equivale a baja temperatura entre 20º y 30º.

 

  • Cubo con 2 puntos

Igual que el anterior, pero ahora la prenda tolera una temperatura de hasta 40º. Muy útil, por ejemplo, cuando tienes fiebre y sudas. Puedes estar tranquila, los “camachones axileros” no desintegrarán tu prenda.

 

  • Cubo con 3 puntos

No tiene mucho misterio, ahora la temperatura máxima a la que puedes lavar son 50º. Si vives en una zona húmeda y calurosa, como la selva amazónica, mejor no te pongas el jersey de lana, no por conservarlo en perfecto estado, tanto como por el calor que te va a dar.

Ojo, que si llegas a alcanzar los 50º de fiebre, mejor vete a urgencias y despreocúpate de la prenda.

 

  • Cubo con 4 puntos

No superes los 60º en el lavado. Si el agua está caliente, pero no quema, es apta para la prenda.  Si es un café (de esos que te ponen cuando tienes prisa), lo aconsejable es no echárselo por encima.

 

  • Cubo con 5 puntos

Que no metas la prenda a más de 70º. Aquí ya estamos hablando de meter la prenda en un recipiente sacado del microondas. Por eso, imagino, que se refiere a la temperatura de la lavadora.

 

  • Cubo con 6 puntos

Se puede lavar a 90º, es la prenda todo terreno, por poder, la puedes incluso meter en el lavavajillas. O en una olla express.

  • Cubo lleno en bandeja

La prenda (y la etiqueta) se pueden mojar, pero con cuidado (usa un programa para prendas delicadas y no metas unas zapatillas con ella).

Lo recomendable es introducir poca ropa y utilizar un centrifugado a pocas revoluciones.

 

  • Cubo con dos líneas debajo

Mejor lávalo a mano, porque la lavadora le va a dar meneos por encima de sus posibilidades.

Los triángulos de la etiqueta hablan del uso de lejías y otros blanqueantes

 

Los triángulos

(Lejía, cloro, blanqueadores, oxígeno activo…)

 

  • Un triángulo vacío

Significa que se puede utilizar cualquier tipo de blanqueador, incluida la lejía.

A veces encontrarás que dentro del triángulo están escritas las letras CL. Eso te garantiza que puedes usar lejías y blanqueadores a base de cloro sin riesgo.

 

Símbolo etiqueta de ropa, cloro

 

  • Un triángulo con una X

Está prohibido (a ver, prohibido, desaconsejado).

El triángulo de fondo puede ser blanco, negro o color panza burro. Si está tachado, mejor no uses lejía.

 

  • Un triángulo con rayas diagonales

Son líneas diagonales, pero paralelas, no cruzadas.

Ahora se ha puesto de moda poner esta advertencia. Lo he buscado, quiere decir que la prenda en cuestión tolera blanqueadores a base de oxígeno activo.

Lo veo del todo innecesario, ya que la etiqueta informativa de mayoría de estos productos (disponibles en cualquier supermercado), suele poner que respeta los colores.

Los cuadrados de la etiqueta simbolizan el secado, si se puede o no utilizar secadora

 

Los cuadrados

(Ya ha terminado la lavadora, para secar la ropa…)

Los cuadrados indican el modo de secado.

El círculo de dentro, simboliza la secadora automática.

  • Un cuadrado con un círculo blanco

La prenda tolera bien la secadora, no requiere ningún cuidado especial. De hecho, la podrías secar en un radiador.

 

  • Un cuadrado que tiene 1 punto en el círculo

Puedes utilizar la secadora, pero a baja temperatura. Si no tienes secadora y usas la calefacción, puedes colgarla de una percha en las inmediaciones de un radiador, alejado, pero no dramáticamente lejos, puedes dejar la prenda en la misma habitación.

 

  • Un cuadrado con 2 puntos en el interior del círculo

Admite secadora, pero no a toda pastilla. Si tiras de radiador ya puedes acercar la prenda, sin apoyarla, colgada, por ejemplo, sobre el radiador. Para que el calorcete suba y la seque.

 

  • Un cuadrado con 3 puntos en el círculo

Aguanta la máxima temperatura. Ahora ya sí puedes incluso secar la prenda en el microondas, o ponerla directamente sobre el radiador.

 

  • Un cuadrado con un círculo negro (o una X)

Vuelvo a interpretar libremente la equis, como un tachado (a falta de una explicación más probable). La prenda no es apta para la secadora. Ni radiadores, ni estufas, ni al sol.

 

  • Un cuadrado con un círculo blanco y una línea debajo

Puedes usar la secadora, pero en programa delicado (sintéticos, por ejemplo). A una temperatura máxima de 40º. Esto sería el equivalente a poner la prenda cerca de un radiador, pero sin hacer contacto.

 

  • Un cuadrado con dos rayas (y el círculo de marras)

La prenda se puede meter a la secadora, pero en un programa más delicado (por ejemplo, lana). También es recomendable usar aire frío y sacar la prenda antes de su completo secado. La versión chapucera de esta recomendación es poner la prenda en la misma habitación que el radiador (o estufa), pero alejado de la fuente de calor.

 

  • Un cuadrado que parece un sobre

Pues no es un sobre, es una cuerda de tendedero. Vamos, que mejor no uses la secadora y tiendas la prenda. Tampoco puedes usar un secador de pelo ni ayudarte de cualquier fuente calorífica, ya se de aire o calor directo.

 

  • Un cuadrado con dos líneas cruzadas en X

Ya casi estoy segura de que significa prohibido y la equis es como si tacharan el símbolo. La prenda no se puede (o debe) centrifugar, ni meter en la secadora. Es la clásica prenda de mírame y no me toques. Lencería fina o prendas de lana. Aquí lo aconsejable sería mantener la prenda (húmeda) hasta que se la temperatura ambiente la seque. Tampoco se puede retorcer.

 

  • Un cuadrado con una raya horizontal

No tiene mucho misterio, la prenda no se puede centrifugar, ni meter en la secadora, ¡¡ni tender!!

La debes colocar en posición horizontal, sobre una superficie aireada (con rejilla o agujeritos).

El aire no puede venir de un secador de pelo ni cualquier trapa que se te ocurra.

 

  • Un cuadrado con tres rayas verticales

Se aconseja secar la prenda al aire, en perchas, colocando cuellos y demás, cada cierto tiempo. Vamos, un alisado a mano, para evitar deformaciones.

 

  • Un cuadrado con líneas diagonales en la esquina

Secar al aire libre, pero resguardado del sol directo. A ver, que tampoco pasa nada si le da el sol, un ratiro, no es un vampiro, pero si la tiendes a pleno sol, irá perdiendo color.

Las planchas

qué significa los símbolos de plancha en una etiqueta con instrucciones de lavado

 

  • Una plancha

La prenda se puede planchar a temperatura normal. (A ver, normal para una plancha, no para prepararte un baño.

 

  • Una plancha con 1 punto

Admite plancha, pero a baja temperatura. No me enrollo más, porque es lo mismo que los puntos del barreño con agua.

 

  • Una plancha con 2 puntos

Puedes planchar la prenda en cuestión, pero a temperatura media.

 

  • Una plancha con 3 puntos

Ahora sí puedes planchar como si forjaras una espada.

Ojo, que si lo haces a mucha temperatura, las fibras del tejido pierden su forma y cada día te costará más dejarla sin arrugas.

 

  • Una plancha con una X

No tiene mucho misterio. Esa equis se interpreta como una plancha tachada. La prenda no aguanta un planchado, ni en frío. ¡¡Abstente!!

 

  • Una plancha con vapor tachado

¡¡Sorpresa!!

Las rayitas ondulantes (que servían para el agua) también lo representan aquí, esta vez en forma de vapor.

Y su significado, por mucho que te cueste creerlo, es:

Atención redoble…

No uses el vapor de la plancha.

Si planchas la ropa, hazlo en seco.

instrucciones de lavado, no escurrir

 

  • La cámara de fotos

En realidad no es una cámara, nadie sabe lo que representa.

Pero la X sobre ella es indicativo de que no se debe hacer. Sí, ya estoy segura.

Hasta ahora, yo lo había interpretado como no te puedes hacer fotos con la prenda (en plan rayas o cuadros para la tele).

Pero ha resultado ser:

Escurrir sin retorcer 

La encontramos, sobretodo, en ropa interior, pantys… Y en las prendas que deben ser lavadas a mano.

Si se retuerce para eliminar el exceso de agua, la prenda se deforma, las fibras se rompen… Y te quedas sin medias.

Y hasta aquí mi tutorial sobre etiquetado textil.

¿Me he dejado algún símbolo?

Sabías el significado, confías en mi palabra…

No sé, aprovecha que ahora puedes subir fotos a los comentarios.

 

  Marujer

Deja un comentario