Elegir nombre y extensión para tu dominio

Cuando eliges el nombre de tu vástago, te tomas tu tiempo. Porque lo llevará toda la vida (al menos, si no se lo cambia. Y, en ese caso, debería esperar a los 18, así que…).

Cuando pretendes lanzar tu web al mundo, quieres que tenga un buen nombre.

Un nombre atemporal.

Tutorial El dominio ¿para qué sirve un dominio?

la web que quieres crear es un proyecto que necesita un buen nombre

 

Elegir un buen dominio desde el principio

 

Es algo fundamental, aunque improbable, también te lo digo.

La gran mayoría de webs han pasado por lo que yo llamo “el tormento migratorio” con menor o mayor acierto en las redirecciones.

Sí, yo soy una de ellas.

Así que si estás pensando en crear una nueva web, deberías prestar atención al “nombre” que tendrá. Porque, cuando despegue…

Necesitarás conocimientos técnicos para migrar todo a una nueva URL. Y con todo, me refiero a lo intangible (no a tus entradas, imágenes…). Hablo de autoridad en buscadores, de acciones sociales, incluso los comentarios se pueden corromper en el proceso. 

 

Porque:

  1. Todos los comentarios y acciones sociales llevan un identificador (por usuario, IP y dominio).
  2. Pero cuando juntas dos dominios…

 

Tienes que prestar atención a:

  1. Que el identificador corresponda al post (la entrada, página, producto… En cuestión).
  2. Que estén bien asignado al campo meta de cada usuario (que visitó, comentó, compartió…) tu URL.
  3. Que durante la migración, siga todo esa correlación.
  4. Que redirecciones (301, la definitiva) todo el contenido migrado.
  5. Para dejar claro a Google, que eres tú, son tus URLs (de entradas, páginas, productos…).
  6. Pero han cambiado de dirección.

Y así con cada dato.

De lo contrario, tendrás tu web “tal cual”, con otra dirección.

Pero toda tu autoridad (orgánica y social) se pondrá a cero.

 

¿Qué nombre debería tener mi proyecto?

Pues he dejado de hablar de dominio, por un ratito. Para hablarte de tu proyecto.

Porque en realidad, no es sólo una página web, eso lo tiene cualquiera.

Tú lo que tienes entre manos es una idea.

UN PROYECTO.

Y quiero ayudarte a tomar la mejor decisión, dependiendo de cada caso.

Pues bien, tu proyecto necesitará un nombre y ese nombre será el dominio.

  • Ten en cuenta que no sólo será el texto que aparezca en la barra de búsqueda y en cada URL.
  • También será el que uses para tus cuentas de correo electrónico (asociadas a esa web).

Por ejemplo:

Hola@tudominio.com

Info@tudominio.com

Nombredeautor@tudominio.com

Si te fijas, tú eliges el nombre del destinatario (puedes crear varios para diferentes roles, autores, administrador, información…).

Y su estructura sería:

Destinatario.

Seguido de la arroba (@).

El nombre que hayas elegido para tu dominio.

Y la extensión (utilizo .com para el ejemplo, por ser la más conocida).

 

¿Qué es un dominio?

Un dominio es un nombre propio, formado por una palabra (o conjunto de palabras unidas, sin espacios) seguida de una extensión.

A grandes rasgos, este es el mecanismo:

  1. Tu web está alojada en un hosting.
  2. Que, a su vez está en un servidor.
  3. La dirección para acceder a ese hosting (dentro de un gran servidor). Sería, por ejemplo: “ns123.server.com”.
  4. Es feo de narices, impersonal y complicado de recordar. Ahí entra en juego el dominio.
  5. El dominio se encarga renombrar esa dirección, por ejemplo: “virginiasilence.com”. Quedando más cuqui (y práctico, dónde va a parar).
  6. Los DNS de tu proveedor de dominio, los debes apuntar a un hosting.
  7. Una vez configurado el servidor de nombres de dominio, y apuntado tu dominio al hosting que has contratado.
  8. Ya tiene tu dominio una dirección física, dentro de un servidor.
  9. Que, a su vez, contiene los archivos, que convierten a tu dominio en una web (por ejemplo: “WordPress”), para que tu sitio esté online.

El proveedor de nombres de dominio:

Es el encargado de redirigir al usuario que escriba el nombre de tu sitio en un buscador, al lugar físico que contiene tus archivos.

Y por consiguiente… A tu página web.

Cuando compras (o mejor dicho, alquilas por un tiempo) un dominio, lo que estás haciendo es registrar esa dirección como tuya.

Resumiendo: Cuando registras tu dominio (por el tiempo que te parezca oportuno). Con las extensiones que te parezca, faltaría más. No voy a ser yo la que te impida blindar a cal y canto tu marca.

Pero vamos, es algo que yo dejaría para más adelante. Más que nada, porque te va a suponer un gasto extra registrar tu dominio con más de una extensión, si no te conoce ni el tato.

Así que, como iba diciendo, al registrar tu dominio, deberás elegir entre las diferentes extensiones (o entes TLDs) que te ofrece.

Éstas pueden ser: .com, .es, .net, .club, .info, .org, .shop… Etc.

 

Aquí, la lógica impera:

Si quieres enfocar tu página web a un público nacional (por ejemplo, España). Porque tratas temas de actualidad nacional, ofreces servicios o vendes a nivel regional.

Deberías contratar una extensión .es.

Si quieres dirigirte a toda la comunidad hispanohablante, por ejemplo. O directamente a todo el mundo…

Deberías optar por una extensión global como .com.

Como último dato a tener en cuenta:

No te apresures a comprar tu dominio, por miedo a que te lo quiten.

Si está disponible hoy (y o tienes libre en todas las extensiones) lo tendrás en un mes también. 

A ver, que si tienes la idea el siglo…

No te la dejes quitar, porque una Marisabionda con Internet (aquí, la menda) te dijo que no lo compraras.

Pero vamos, de no ser este tu caso. Espera a tener uno bueno, y cuando la idea vaya tomando forma…

Necesitarás contratar un hosting

Y ahí, oh, queridísimo lector, te lo regalan.

Porque la gran mayoría de servidores de hosting, incluyen un dominio en sus planes de contratación.

Ya tengo mi dominio registrado, qué contrariedad

Porque soy un poco cagaprisas (o porque ya lo tenía y…), total, que lo tienes.

Bueno pues aquí, si solo es el dominio (y no tienes nada más, sin una instalación de WordPress, por ejemplo, cuentas de correo asociadas…).

Deberás apuntarlo a un hosting. Es un trámite administrativo relativamente sencillo.

Entra en el panel de control (donde has registrado el dominio) accede a DNS (servidor de nombres de dominio) 

Y cambia los dos códigos (Authcode del dominio)

Los NS te los facilitará tu proovedor de hosting, y solo tendrás que sustituir los que tienes, por los que te facilite el hosting nuevo.

Es algo sencillo, a priori.

Pero, si además del dominio, quieres mover una web… Te puede suponer un quebradero de cabeza (si no tienes unos conocimientos básicos o dispones de un buen servicio técnico).

Eh, eh, eh. No corras tanto.

Íbamos por las extensiones.

¿Qué son las extensiones?

Ya te había hablado, por encima, de las extensiones. Pero voy a profundizar un poco.

¿Qué son y para qué sirven los diferentes TLDs?

Parto de la base de que ya tienes claro qué es un dominio, que va seguido de un punto y una extensión (entes TLDs).

Cada extensión corresponde a un dominio diferente

Por lo que marujer.com y marujer.es (de existir) serían dos dominios diferentes.

Con dos páginas web independientes (o no, pueden compartir secciones). Y cuentas de correo independientes.

Si escribes a hola@marujer.com me llegará el menaje.

Si escribes a hola@marujer.es no le llegará a nadie.

Pero… ¿Y si coexistieran ambos dominios?
  1. Pues uno (virginiasilence.com) iría destinado a un público global (como hace ahora, por eso me llegan tantas visitas tanto rebote de EEUU).
  2. Y el otro (virginiasilence.es) iría destinado a un público español.

Esto es importante a la hora de posicionar un negocio, por ejemplo.

El dominio es necesario para poder tener una web, pero no es la web

Es sólo la dirección de tu web.

Para poder poner una página en La Red, tienes que contratar un hosting.

En él alojarás la instalación (WordPress, por ejemplo), tu dominio y tus cuentas de correo.

Vamos, la página web.

No me voy a extender mucho en el tema alojamiento, porque puedes echar un ojo a cómo elegir un buen hosting.

Muy bien, sabionda, estoy aprendido mogollón de tecnicismos, pero…

antes de elegir un nombre para tu dominio

¿Cómo elijo el nombre de mi dominio?

Pues para elegir un buen nombre hay unas recomendaciones básicas:

  1. Piensa una frase que represente tu idea o a ti.
  2. Sintetiza esa frase en una palabra, o varias unidas (sin espacios ni guiones).
  3. Concentra la idea al máximo. Te has entrenado para esto durante tus años Tuiteros, así que sintetiza aún más.
  4. Elimina las letras que se repitan (seguidas, se sobreentiende).
  5. Ahora, elimina los números, puntos y cualquier carácter específico de tu idioma (por ejemplo, en España: las tildes, la letra ñ, etc.).
  6. Pide a tus padres que lo pronuncien.
  7. Espera un día, y vuelve a pedir a tus padres que repitan el nombre.
  8. Si lo recuerdan (ambos). Has superado la prueba genética, toca pasar a la familia política.
  9. Pide a tus suegros que lo pronuncien, ahora que lo escriban.
  10. Si pueden hacerlo a la primera…
  11. Recurre a los amigos (mejor los incómodos, los que te dicen esas cosillas que los “majos” omitirían).
  12. Registra el dominio principal. Y, si eso, los dominios alternativos.

pero qué me estás contando?

Son consejos que están bien, pero… Muy genéricos, ¿no?

Además, para elegir un buen nombre de dominio, se deben tener en cuenta muchísimos factores, como el hecho de que esté disponible y favorezca al Seo.

Pero…

¿Puede sólo el nombre de dominio hacer que tu web posicione?

No. Evidentemente.

Para empezar, porque si fuera verdad…

  • Todas las webs de cada temática (nicho) se llamarían igual (sinónimos, nombres alternativos, distintas extensiones…).
  • Todas las webs de cada temática estaría apiñadas en el primer resultado orgánico (debajo de los anuncios de AdWords).
  • Que serían los pocos osados que usan un dominio original (y por eso tendrían que pagar para aparecer).

Y ahora en serio, el SEO no es una ciencia exacta.

No.

Para posicionar en los buscadores un dominio, necesita contenido que genere visitas.

virginiasilence.com es un dominio

Y para muestra, un botón:

Mi sitio ha ido, contra toda lógica, viento en popa a toda vela.

Pasándome las palabras claves por el arco del triunfo, publicando cuando tenía tiempo o ganas, y tratando temas de lo más dispar.

Lo que se conoce en el gremio como “Polinicho”.

He jugado, he experimentado… Y al final me quedo con este dominio.

virginiasilence.com

Que, aunque es largo de recordar, mezcla idiomas y no define de qué trata de el sitio…

Lo tengo, quiera o no, vinculado a mi marca personal.

Y por ahora…  Ésta ha sido la parte (más o menos) técnica, sobre qué es un dominio, cómo se estructura y para qué sirve.

Próximo capítulo: ¿Cómo elegir un buen nombre de dominio?

Pero antes, cuéntame, que sin tus comentarios esto no tendría sentido.

¿Te ha gustado?

¿Has aprendido algo?

O me he dejado, por explicar…

Pero, sobretodo…

¿Qué te ha parecido la imagen? Me la he currado, ¿eh?

 

Elegir el nombre de tu Dominio

 

para elegir bien el dombre de dominio deberás tomarte tu tiempo, será el nombre que lleve tu proyecto online

 

Qué tengo que tener en cuenta para elegir un buen nombre de dominio

 

Mi primer consejo sería. Si tienes una idea medio clara… Antes de hacer nada:

 

Comprueba si está libre en RRSS (redes sociales)

 

Tienes una idea buenísima para nombrar tu web.

Estás convencido de ello, pero antes de lanzarte a la piscina. Te recomiendo echar un ojo a esta guía sobre elegir un buen nombre para tu dominio.

Te aseguro un cosa, hay más dominios disponibles que nombres de usuario de Twitter, fan page de Facebook, Instagram, Hashtag…

Todo esto, que nos olvidamos de corroborar antes de adquirir el dominio. Puede ser después una confusión para tu público y un quebradero de cabeza para ti.

 

1. Que está libre…

Ya tienes puntos extras. Es más, te aconsejaría registrar los usuarios (porsi), ya que en las redes sociales no perderás dinero si te equivocas.

 

2. Que no…

Qué contrariedad, el nombre está en uso y por si fuera poco, lo tiene, por ejemplo, un TuitStar.

No compitas fuera de tu liga.

Si el usuario en cuestión, disfruta de una sólida presencia y reputación en redes sociales.

No tienes posibilidades ni de reconocimiento, ni de autoridad. Recuerda, tú eres el nuevo (y además el usurpador).

no compitas fuera de tu liga

 

Empezarías con muy mal pie.

 

Una vez comprobada la disponibilidad en RRSS, toca comprobar el dominio

 

La forma más rápida (y completa) es desde DonDominio.

 

asegúrate de que el dominio está disponible

 

No te voy a engañar, dar con el nombre ideal, será una ardua tarea (si no cuentas con asesoramiento o una idea sólida de lo que tratará tu proyecto).

Puede que hayas pasado la prueba de RRSS.

Que, incluso el nombre exista, tenga antigüedad, actividad…

Y que sea tuyo. (De ahí el querer dar el salto a una web).

¡¡Abstente!!

No te precipites, puede que mañana ya no te suena tan bien como hoy. O quieras aprovechar para dar un giro a tu perfil social.

 

Primeros consejos

 

Caracteres especiales de tu idioma:

Para los de habla hispana, sería la letra eñe, las tíldes, diéresis…

Aunque muchos registradores de dominio, sobre todo los de ámbito nacional, empiezan a permitirlo…

No es una buena idea

Como tampoco lo es, separar nombre y apellido por una mayúscula en las iniciales.

Eso, para los hashtag está bien, pero no en una barra de direcciones

Y repito, aunque el registrador de dominios te lo permita, no lo hagas.

O correrás el riesgo de que muchos navegadores no puedan resolver la URL.

 

Primeros pasos

 

  1. Coge papel y boli.
  2. Escribe todos los nombres que se te pasen por la cabeza.
  3. Descansa un rato, date una vuelta, habla con amigos, despéjate.
  4. Anota todos los nombres nuevos que se te hayan ocurrido.
  5. Ahora empieza a cribar.
  6. Elimina todos los que sean demasiado largos, difíciles de pronunciar…

 

Una web es un proyecto a largo plazo, y su nombre debería estar basado en eso

 

Elegir el nombre

 

1. Nombre atractivo y visual:

  1. ¿Se puede recordar después de escucharlo una sola vez?
  2. ¿Se puede escribir después de escucharlo?

1.2 ¿Qué letras pueden sobrar?

    1. Vocales iguales consecutivas (laalacenaalquileres, existe, y es horrible)
    2. Consonantes consecutivas (LL, RR, CH, o cualquier combinación resultante al unir dos palabras)
    3. Letras Ñ, W, Q, J, H… (y toda combinación que te haga parecer que comes polvorones, mientras pronuncias)

Si esto va a suponer una falta de ortografía, coherencia…

Mejor cambiar el nombre, que no utilizarlas.

Por ejemplo, poner ferreterialeon.com, siempre será mejor que fereteralen.com (evitando la consonante repetida y las tildes) o ferele.com (por acortar), suena bien y hasta tiene su aquél.

Pero no te representa, ni a ti, ni a tu negocio.

Eso es un churro, incluso para un correo electrónico.

 

2. Pronunciable en tu idioma:

Como te decía, el uso de dos vocales iguales seguidas (o consonantes) en tu dominio. Será un inconveniente en la pronunciación (y en la escritura), para todo aquel visitante con un idioma diferente, o que no esté familiarizado con tu jerga moderner.

 

3. Libre de símbolos:

Si no quieres dificultar la lectoescritura de nombre…

  1. Sin guiones (ni altos ni bajos)*
  2. Sin tildes
  3. Sin mayúsculas intercaladas

 

 

4. Debe ser Corto:

Los nombres cortos son fáciles de recordar y escribir.

Se recomienda no superar los diez caracteres.

 

5. Un nombre original, pero que te identifique:

Llegados a este punto, todos te vamos a recomendar la tormenta de ideas.

Pero ojo cuidado con esto. Aquí no vale cualquier nombre gracioso, con chispa…

No.

Lo que sirve (o mejor dicho, servía antaño) para las páginas de Facebook.

Poner una frase graciosa como nombre de página y obtener seguidores, aunque no publiques nada, o no tenga que ver con el nombre…

No sirve para un página web. Al menos no, con vistas al futuro. Porque sí se podría aprovechar el filón de una frase, para crear una “web trampa”. Que cuando la gente busque la frasecita de marras, salga tu web y entren en un bucle infinito de publicidad y virus. Con pestañas y ventanas infinitas, imposibles de cerrar, salvo con reinicio forzado de explorador.

keyboard, pero qué me estás contando

Ese no es nuestro objetivo

De esa tormenta de palabras, deberás descartar todo lo que pueda ser ofensivo, llevar a segundas interpretaciones, o no representar en absoluto lo que tratará.

Una buena idea es intentar que haya alusión a la palabra (si está, tal cual, ya sería la leche) que mejor represente la temática de tu web.

 

6. No mezcles idiomas:

  1. Si tu página web va ir enfocada al mercado hispano, lógicamente deberás utilizar un nombre en español.
  2. Sin embargo, si tu web tiene expectativas de crecimiento internacional. Lo aconsejable será utilizar un nombre anglosajón o un nombre inventado.

Aunque yo misma utlice un nombre mix: “Virginia Silence“.

Jamás te recomendaría uno del tipo beautifulmamis, que te llevaría a complicaciones de posicionamiento web debido a su ambigüedad.

 

Elegir extensión:

 

elegir nombre para tu dominio y extensión

 

Cuál es la mejor extensión para tu dominio

 

Bueno, pues como en todo, depende:

 

1. Si tu web va dirigida a un público general

Utiliza siempre la extensión .com.

 

2. Si tu web va dirigida a un país en particular

Utiliza extensiones nacionales (.es para España, .arg, para Argentina, .mx para México… Etc).

 

3. Si buscas posicionar de forma rápida tu web

Puedes utilizar las extensiones .club o .shop

 

4. Si tu web será sobre formación

Aquí lo recomendable es una extensión .edu.

5. Si es una web institucional o una ONG

 

La extensión .org es para ti.

6. Si tu web tratará temas o será de uso exclusivamente tecnológico

La extensión más utilizada es .net.

Las extensiones .net y .org, también son genéricas, como la extensión .com.

Por lo que posicionará independientemente de la ubicación.

 

Te pongo unos ejemplos de extensión:

  • La Universidad Autónoma de Madrid (UAM)

Su dominio: www.uam (utiliza las siglas, son fáciles de recordar y teclear)

Su URL http://www.uam.es/ descriptiva “Universidad Autónoma de Madrid” que está ubicada en .es (España)

 

  • En Wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_Aut%C3%B3noma_de_Madrid

Aquí tienes la URL de Wikipedia (con la extensión .org)

Seguida de la barra de separación (/) y la página (dentro de Wikipedia) sobre la Universidad Autónoma de Madrid.

 

 

¿Qué son todos esos caracteres especiales que veo en la URL?

 

La tilde de Autónoma.

Por estas cosas, te digo que las omitas en la barra de dirección.

 

midominio punto... qué?

.com, .es, .net .org. Diferencias

 

A la hora de elegir la extensión de tu dominio, lo mejor optar por la extensión .com.

Te permitirá posicionar tu web para todo el mundo que hable el mismo idioma. Es decir, Argentina, México, Colombia, Venezuela, Ecuador…

La extensión .es (geolocalizada) es la que te recomiendo. Si tus potenciales clientes van a ser solo españoles.

Porque no darás servicio, cobertura o harás envíos fuera del territorio español.

Esto que, a priori, parece una tontería.

Si tu página web está destinada a un negocio, te resultará imprescindible a la hora de aparecer en las búsquedas nacionales.

En cambio, la extensión .com (internacional) es la que necesitas, si tu intención es posicionar a nivel mundial.

Será más complicado, pero si tu público se encuentra en cualquier parte del mundo… Necesitarás aparecer, aunque sea en segunda página.

Si tu negocio online ha crecido, y ahora el objetivo es posicionar para cualquier búsqueda en habla hispana.

Con un dominio regional (.es, por ejemplo) te será más difícil (que no imposible, ojo).

Más que nada, porque Google entiende que tu objetivo sectorial es el mismo que apunta tu extensión (.es, por ejemplo).

Para estos casos particulares, lo recomendable es comprar el dominio con la extensión regional (por ejemplo .es) y con la internacional (.com).

Así, de darse el caso, tienes cubiertas las espaldas, porque podrías redireccionar tu dominio.es a tu dominio.com.

un buen ejemplo de dominio comercial es Ferretería León, aunque lleve tilde y consonantes seguidas

Volviendo al ejemplo de antes, Ferretería León (que no sólo es el nombre de establecimiento, o la calle, sino que es la ciudad en la que se encuentra).

En este caso, lo recomendable sería utilizar tal cual el nombre del establecimiento en tu dominio, añadiendo la extensión .es.

 

Por qué el ejemplo de nombre para una web tiene caracteres especiales

 

Pues porque como dominio es inmejorable.

  1. Ya dispones de un nombre conocido (el de tu empresa física, la ferretería).
  2. Que posee en su estructura la palabra clave de tu negocio (ferretería).
  3. Que, a su vez, contiene la cuidad de origen (en este caso, León).
  4. Y únicamente le tendrías que añadir la extensión nacional .es, para tener tu web posicionada en las búsquedas desde esa ubicación.
    1. España y más concretamente Castilla y León, esto ya según ubicación de Internet, ubicación precisa… (Lo que sale debajo de las páginas de búsqueda).

Quedaría, ferreterialeon.es fácil, sencillo y para toda la familia.

 

Tu marca comercial o personal

 

Habrás leído chorrocientas veces: “Asocia tus productos a tu branding” (marca personal).

Pero ¿qué quieres decir eso de marca personal o branding?

Pues básicamente es tu nombre (con el que eres conocido en el mundo 2.0).

¿Por qué se recomienda utilizar tu nombre?

Pues según:

  1. Algunos dicen que es mejor usar tu nombre para tu web (tu dominio), porque así te das a conocer.
  2. Otros dicen que sólo es recomendable si, ya eres conocido, y quieres asociar unos servicios a tu nombre.

 

si lo elliges bien, te evitarás quebraderos de cabeza

Para gustos los colores, o los nombres de dominio.

 

Elige tu dominio, sin descuidar el SEO

 

La elección del dominio será una parte importante para tu SEO.

SEO y dominios están estrechamente ligados.

Si tienes (o quieres) abrir una ferretería online…

Y tu web no lleva esa palabra en el dominio (ferretería) deberás incluir sinónimos, que hagan alusión a lo que vendes (tornillos, martillos, cortacéspedes… No sé por qué me he metido en este ejemplo, porque hasta aquí mi idea de lo que vende una ferretería).

 

Después de leer esto, necesito cambiar mi dominio

 

Y de bloguero de cabecera… Pero dame otra oportunidad, no volveré a hablar de ferreterías.

Que no cunda el pánico. Se puede redireccionar

Peeeero, es un follón, cuando uno ya está posicionado y recibiendo visitas (y/o clientes). Si cambias de idea respecto al nombre o la extensión, mejor que sea al principio (cuando no tengas mucho tráfico).

Y esto ha sido todo, por ahora.

Y a ti… ¿Te costó un montón elegir el nombre, o fue una corazonada?

¿Conservas el primer nombre de dominio, o como yo, has ido migrando y sufriendo?

*¿Pero luego hay guiones en mis URLs?

Sí, los que se utilizan para separar las palabras de una categoría o un post.

Es decir, posiciona palabras independientes y conjuntos de palabras.

Pero tu nombre es uno, no deberías confundir a Google, ni a los usuarios.

¿Qué tipo de Web
necesitas?

distintos tipos de web y para qué sie utiliza cada uno

Web, Blog, Portal, Portfolio, Foro, E-Commerce…

Porque, dependiendo de lo que quieras conseguir, necesitarás una estructura (coherente) u otra.

Cada objetivo tiene un sistema que funciona y está probado.

En esta guía me centraré en WordPress, que es lo que conozco.

Así que, si eres usuario de otro CMS (Drupal, Joomla o Prestashop), te puedes perder en algunos puntos.

Intentaré que sea lo más genérico posible.

 

SEO Y HTML Básico, para no meter la pata hasta el corvejón

 

Bueno, pues el título promete y, aunque es idea de Idoia…

Mi intención es tratar los puntos más básicos a tener en cuenta, cuando empezamos un proyecto online.

No soy ninguna experta, así que me ceñiré a lo que a mí me ha funcionado y lo que no.

Si lo que buscas es dar a conocer una Web con poco tráfico, puedes echar un ojo a:

 

esquema sobre los diferentes tipos de web, blog, portal y foro

¿Blog o Portal?

 

Bueno, pues esto que podría parecer una obviedad, es mi piedra angular.

Si me has estado siguiendo estos años, te habrás dado cuenta de una cosa:

He ido como pollo sin cabeza.

Partamos de la base, para ir viendo mis errores:

 

Temática

Bueno, pues ya lo tienes claro. Quieres tu espacio en Internet.

  1. Tienes elegido un buen nombre de Dominio
  2. Sabes qué sistema de gestión de contenidos utilizarás (En este caso WordPress).
  3. Has comparado y elegido el Hosting que mejor se adapta a tu proyecto
  4. Instalado WordPress en él…

En este punto, ya deberías tener clara la temática que tratarás.

De ello dependerá el tipo de plantilla (Theme) que usarás.

 

¿Será un Blog personal?
  • Realizas publicaciones periódicas y frecuentes, tipo diario, en el que vas contando tus andanzas.
  • Las publicaciones están fechadas, de más antigua a más nueva.

 

¿Será un Portal?
  • Este tipo de Webs, no se actualizan con regularidad.
  • Utiliza páginas estáticas, un número de publicaciones menor y no suelen incluir fecha.

 

¿Una página de empresa?
  • Simplemente para que tu negocio físico tenga presencia online.
  • Será un contenido más estático, con información sobre tus servicios o productos.

 

¿Una página de servicios?
  • Cuando ofreces servicios desde tu web. Pedir cita, presupuestos, descargas, cursos…
  • Este tipo de Webs difieren del anterior, en que suelen tener además de contenido estático (las páginas de información y aterrizaje), un blog. Que es una forma maravillosa, de mantener tu sitio actualizado y visible para Google.

 

¿De información?
  • Aquí entraría, casi, cualquier cosa. Desde páginas meramente informativas (tipo Wikipedia), páginas de reseñas, de recetas…
  • Este tipo de sitios, ¡¡no son blogs!! La estructura principal, debería ser de portal. Con sus categorías y jerarquías.

 

¿Un foro?
  • Pues no tiene mucho misterio. Puedes implementar un foro en tu web de WordPress, mediante un plugin, por ejemplo: 
    • bbPress
    • BuddyPress
    • WPForo Forum
    • Asgaros Forum
    • DW Question and Answer
    • WP Symposium Pro Social Network Plugin
    • Discussion Board – WordPress Forum Plugin
    • Sabai Discuss
    • Forums from WPMU Dev

 

¿Una tienda online?

Al igual que el anterior, partiendo de la base de que tienes instalado WordPress como CMS…

Instalando el plugin WooCommerce, convertirás tu web en una tienda perfectamente funcional.

  • Con sus categorías
  • Productos
  • Variables (por ejemplo talla, color precio…)
  • Carrito de la compra
  • Pasarela de pago
  • Incluso puedes gestionar los envíos, cómodamente desde tu WordPress.

 

¿Pienso monetizar con publicidad?
  • Si tienes intención de monetizar tu sitio, necesitarás una estructura que te facilite la inserción de banners publicitarios.
  • Que esté optimizada para los buscadores.

Etc, etc, etc.

un blog mantiene actualizada tu web, por eso es una buena idea implementar uno

Quiero hacer hincapié, en que esta diferenciación de estructuras, a la hora de monetizar con plataformas Ads (por ejemplo Google, pero hay más). Es directamente responsable de que tu web sea, o no, rentable.

Porque, evidentemente:
  • No posiciona igual un blog que un portal.
  • Ni recibe el mismo tipo de tráfico (del que compra).

Esto que, a priori, parece evidente… No o es.

abarcar muchos nichos es un error, mi blog polinicho se termina

 

He metido la pata hasta la rodilla

Sin ponerme muy técnica, porque para eso ya hay profesionales que lo explican maravillosamente en sus artículos y guías.

Para el SEO onpage, dependiendo del tipo de entrada (en WordPress), del enfoque, de la existencia (o no) de paginación, el enlazado interno…

 

Se seguirá una estrategia:

 

En los portales:

Para evitar la paginación. Las páginas estáticas, suelen tener un enlazado interno desde el menú superior, desde la barra lateral…

Garantizando, de esta forma, que se distribuye el link Juice (la autoridad de tu dominio) entre todas y cada una de ellas.

 

En los blogs:

Al estar las entradas fechadas y categorizadas, se van actualizando de forma automática, y mostrándose en el feed.

En los blogs también se suele utilizar, como página principal, “Últimas entradas”.

Hecho que no hace, sino ir pasando fuerza siempre a las últimas, en detrimento de las antiguas.

Con ésto, lo que pretendo decir es que, jamás de los jamases, utilices un formato blog, para un portal y viceversa.

qué contrariedad, lo he estado haciendo todo mal

He metido la pata hasta…

 

Lo de ponerme a juntar dominios, sin redirecciones, a lo loco, sin estrategia de ningún tipo.

Me ha llevado a la Web que ves ahora, plagada de errores.

 

El más gordo:

Volver loco a Google, intentando posicionar varias temáticas (de hecho, lo hice).

  1. Hablaba de todo, en un formato blog.
  2. Mezclando (intercalando entradas) de temas serios, con otras de humor negro…
  3. Creando caos y confusión allá dónde llegaba con mi blog #PoliNicho.

Ésto, que está muy bien cuando empiezas, para ir haciendo rodaje y cogiendo soltura…

 

No debería haberme pasado a mí.

 

No, al menos, si siguiera mis propios consejos.

Peeero, en casa del herrero, cuchillo de palo.

Hasta ahora. Que me voy a tomar en serio lo aprendido durante mis andanzas.

qué desastre de sitio, ni es un blog, ni es un portal...

¿Por qué digo que la he liado, si el sitio es nuevo?

 

Pues porque no lo es.

El dominio ya tiene más de dos años, y eso es fecha límite para que Google me tome en serio, o no.

Cada minuto se crean alrededor de 500 sitios web nuevos en el mundo.

Google no tiene tiempo ni ganas arañas. Para indexar 500 sitios nuevos por minuto.

Sin dejar de rastrear a los conocidos.

Muchos sitios, que empezaron con ilusión, acabarán inactivos durante el primer año. 

Google lo sabe.

Éste es uno de los motivos por los que:

Google no invierte mucho tiempo en las webs de nueva creación

Y sus arañas solo las visitan (e indexa) una vez cada X tiempo.

X = V + S + R + E / A

Donde V, es igual al número de visitas que obtiene esa web nueva.

S, es igual a las acciones sociales que recibe, likes, compartidos y sobretodo Comentarios.

R, es el tipo de respuesta del usuario. El tiempo que pasa en la web, las páginas que visita, si regresa…

E, son los enlaces que apuntan a tu web desde otras webs (aquí vale más calidad, que cantidad. Es decir, mejor un enlace con algo de autoridad sobre tu temática, que chorrocientos sin sentido desde tropecientos sitios, que suelen ser granjas de enlaces).

Y A, sería la antigüedad de tu dominio.

mi dominio ya tiene un año de antigüedad, Google ya empieza a tomarlo en serio y a rastrearlo

Antes del primer año, conseguir que Google encuentre nuestro nuevo sitio web de forma natural, sin enviar sitemap, o forzar un poco que nos encuentre…

Nos va a costar dinero, pero:

  • Google nos verá.
    • Cuando Google nos vea, nos envía sus arañas.
  • Cuanto antes indexe nuestro contenido de forma natural.
    • Antes llegará el preciado tráfico orgánico.

Qué te ha parecido, ¿crees que me lo he inventado todo, solo por fastidiarte a ti a la ilusión?

¿Tengo más razón que un Santo, y es una puñeta, porque mi sitio no está estructurado?

enlaces y link juice
Vida bloguera
La Marujer

Qué es el Link Juice

Hoy traigo en mi resumen: Lo que sé de enlaces lo aprendí de ti. Oda a Rubén Alonso. En él trataré temas tan apasionantes como qué son los enlaces y cómo puedo sacarles jugo.

Leer Más >>
guest
6 Comentarios
Comentarios en línea
ver todos los comentarios