AHORA PAULA SE LLAMA PABLO

 

Mi experiencia como embarazada no sé si podría ser más funesta.

 

Me explico, todo el mundo* dice que se me nota excesivamente la panza.

*A ver, “todo el mundo”. Es la opinión de “cierto sector” de la población.

Sector, dicho sea de paso, que no ha experimentado, ni de lejos, la maternidad.

Por ejemplo:

  1. Amigas
  2. Vecinas
  3. Cuñadas
  4. Conocidas (o desconocidas)
  5. Señoras en general (cuya “barriga de la mediana edad” podría albergar, tranquilamente, mi carro de la compra).
  6. Y cómo no, su homólogo masculino, aunque se me hace imperativo reseñar que, este grupúsculo es menos insistente.

Pero este tema merece un capítulo entero, y más adelante se lo dedicaré.

Yo asumía, así a priori, que todo embarazo es, básicamente, tranquilo y sin sorpresas.

Pero con semejante giro en los acontecimientos… Ya no sé ni qué pensar.

Niño VS Niña.

 

Resulta que cada preñez entraña un misterio. Que sí, que eso ya está más que dicho

“Que cada embarazo es un universo, que cada pareja un mundo y que, cada madre, apechugará con lo que toque.”

Pero en mi caso, ya me había hecho a la idea, exageradamente a la idea.

 

Y claro, eso se notaba en todo, desde la canastilla, la ‘hipercucada’ de modelitos que ya tenía echado el ojo (más de uno comprado, también te lo digo).

 

En realidad me quejo demasiado.

Estar embarazada es lo mejor del mundo y, sentir cada patadita es una maravilla maravillosa.

Y ya, si viene sano…

Pero hoy, me quiero centrar en la dura, durísima, elección del nombre (otra vez).

 

Y es que -a estas alturas- ya tenía la idea -más concebida que “la cosita”- de que iba a ser una nena.

Y de pronto… Me cambian a mi ‘princesorra’ por un machote. Buaaaa (lloro y sufro mucho).

Los niños me parecen muy brutos. Su desfogue lúdico acaba con la integridad física de cualquier madre (añosa y cascada).

 

Y, aunque es algo que jamás me planteé, en el fondo, siempre he preferido una niña zalamera y mimosa.

 

Me llevo mejor con las niñas y la idea de tener una ‘miniyo’ correteando por aquí, me seducía bastante.

 

Pero bueno, aún sonando a topicazo, mientras venga sano…

 

¿Es difícil elegir el nombre?

TE PUEDE GUSTAR...

CARTA A PAULA

Aún no has nacido, mi vida, y ya te quiero con locura.De toda este torbellino de emociones surge un enamoramiento “primario” una necesidad de protegerte, de amarte como jamás he amado a nadie, de darte todo lo que pueda (y lo que no pueda también) para...

Leer más
  MI EMBARAZO
confirman el sexo en la ECO 20 es niño
El embarazo
La Marujer

A PAULA LE SALIÓ UN PENE

Acabo de volver de la ECO 20, la morfológica. Además de comprobar que todo va viento en popa, tiene un bonito perfil y el recuento de miembrecitos y organitos es correcto, me han dicho que ya no cabe en la pantalla y, como que la cosa no quiere, “Y esto de aquí es el pene”.Y ahí estaba Paula (a falta de su nombre (…)

Seguir leyendo »
mujeres y hombres que asustan a embarazadas
El embarazo
La Marujer

EL ESPANTAEMBARAZADAS

‘Cohabitan’ entre nosotros personas en apariencia normales, pero que esconden en su interior un ente que tiende a manifestarse en tu momento más vulnerable, estos seres parecen amigables, incluso denotan cierta preocupación a la hora de brindarnos sus consejos (…)

Seguir leyendo »
guest
4 Comentarios
Comentarios en línea
ver todos los comentarios